Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

‘Inocentes’

En el Nuevo Testamento, San Mateo relata cómo, cuando nació Jesús, el rey Herodes ordenó una matanza en Belén para acabar con todos los niños menores

Firma Juan Barreno, 'Inocentes'

 

En el Nuevo Testamento, San Mateo relata cómo, cuando nació Jesús, el rey Herodes ordenó una matanza en Belén para acabar con todos los niños menores de dos años y asegurarse así de que el anunciado Mesías, futuro Rey de Israel, era asesinado. Desde entonces, la Iglesia Católica conmemora cada 28 de diciembre la fiesta de los Santos Inocentes, para recordar esas crueles muertes infantiles.

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, una persona inocente es una persona cándida, sin malicia, fácil de engañar. En España, este día se ha convertido, desde hace mucho tiempo, en el día en que se gastan bromas, se dan noticias que puedan parecer inverosímiles, para que los más inocentes terminen creyéndolas o aguantando las bromas estoicamente como si parecieran bobos.

Pero hoy en día, creo que la cosa ha cambiado mucho, ya que debemos felicitarnos todos los españoles, porque realmente somos inocentes durante todo el año. Somos inocentes cuando un partido como el que nos gobierna, promete no subir los impuestos y mantener el poder adquisitivo de las pensiones, entre otras mentiras, y luego sube los impuestos y lo llama “recargo temporal de solidaridad”, se está comiendo la bolsa de las pensiones y dice que no nos preocupemos que se está creando empleo y cotizaciones a la Seguridad Social, que llama a la amnistía fiscal una “ley de regularización, y todo esto con ese lenguaje soez que están utilizando, nos lo estamos creyendo, sin entrar en los casos innumerables de corrupción, como la Caja B del PP, como responsable civil subsidiario en el caso Bárcenas, el caso Gürtel, el caso Púnica, el Palma Arena, etc., etc. Con todo ello a su espalda, somos inocentes porque en las dos últimas elecciones, resulta el partido más votado en España, que sigue en el gobierno. Somos inocentes cuando nos quieren hacer creer que Chaves y Griñán no tienen nada que ver con el caso de los ERES fraudulentos, o que el hospital de La Línea lo iban a inaugurar antes del verano, somos inocentes cuando tenemos que creernos que el edil de Podemos, Ramón Espinar, no ha protagonizado una operación de especulación inmobiliaria con la venta de su piso de protección oficial, tratando de justificar lo injustificable y nos lo creemos.

Somos inocentes cuando creemos que nos dicen que estamos saliendo de la crisis y la economía va bien, bien ¿para quién?, para los 3.700.000 parados que sigue habiendo en España, o para el que está continuamente en la cola del paro, porque trabaja de forma intermitente al ser contratado solo por dos horas, o por un día, o para la empleada de hotel que le pagan a 2 € por cada habitación que arregle, con lo que no llega a 400 € a final de mes trabajando 10 horas diarias.

También somos inocentes cuando tenemos que soportar a los medios de comunicación insistiendo con el informe PISA, que el día que salen los resultados parece que no hay otra noticia, sin explicar nadie realmente en qué consiste el informe PISA, que resulta tan controvertido y con tantos detractores en otros países, pero insistiendo machaconamente en sus resultados, porque Andalucía está en la cola, lo que se utiliza como arma política, sin tener en cuenta que en los últimos premios de bachillerato concedidos en España, 5 de los 15 ganadores eran andaluces de colegios públicos, pero eso no cuenta para el informe PISA.

Así que por todo ello, por la candidez que mostramos para rebelarnos contra determinadas cuestiones, que bien merecerían al menos unas protestas masivas, sin que seamos capaces de llevarlas a cabo, por todo ello, por lo fácil que resulta engañarnos, hoy es nuestro día. Por tanto, debemos felicitarnos todos los españoles en este día de los inocentes.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?