Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Liberadas dos jóvenes de 16 años de un club de alterne de Mocejón (Toledo)

Estas dos jóvenes fueron captados, mediante el engaño, cerca de un Instituto de Madrid donde estudiaban hotelería ofreciéndoles trabajo como ayudantes de cocina

Estas dos jóvenes fueron captados, mediante el engaño, cerca de un Instituto de Madrid donde estudiaban hotelería ofreciéndoles trabajo como ayudantes de cocina / Guardia Civil

La Guardia Civil ha liberado a dos jóvenes de 16 años, que se encontraban en un club de alterne de la localidad toledana de Mocejón, para ejercer la prostitución cuando habían sido captadas mediante engaño, cerca de un Instituto de Madrid donde estudiaban hotelería ofreciéndoles trabajo como ayudantes de cocina. En esta operación se han detenido a dos personas de 44 y 52 años, por un delito de trata de seres humanos, y el juez ha decretado su ingreso en prisión

Las investigaciones comenzaron a mediados de diciembre, cuando los agentes recibieron una llamada donde se informaba de la existencia de dos menores de edad en un club de alterne de la localidad de Mocejón que podrían estar siendo obligadas a ejercer la prostitución. 

Asimismo, las dos jóvenes informaron a los agentes que el pasado mes de noviembre, un hombre se les acercó cuando se encontraban por los alrededores del Instituto de Madrid donde estaban estudiando hostelería para ofrecerles trabajo como ayudantes de cocina en un hotel de un pueblo de Toledo.

Seguidamente, este hombre las convenció de que era una buena oportunidad para ganar un dinero trabajando en el sector para el que estaban estudiando y que podrían compaginarlo con sus estudios, siendo él mismo quien las recogería para llevarlas y, posteriormente, devolverlas a su domicilio por lo que accedieron a quedar con él y conocer el hotel.

Una vez concertada la cita, llegó este segundo hombre, quien les informó que su trabajo no estaría en la cocina, si no que tendrían que trabajar en la barra del bar con otras chicas, tomando copas con clientes y que llegado el caso tendrían que consumir drogas y mantener relaciones sexuales con ellos, asignándoles una habitación.

Alicia Velasco, portavoz de la Guardia Civil en Toledo, explica la sucesión de los hechos

Asimismo, las menores manifestaron su deseo de regresar a sus domicilios pero uno de los hombres las intimidó mostrando una placa falsa de policía y las amenazó a ellas y a sus familias. Desde ese momento, las jóvenes fueron trasladadas en varias ocasiones al club desde sus domicilios.

Finalmente, como algo paradójico, este mismo local muestra, en una de sus paredes, un cartel de la campaña del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha contra la trata de personas, tal y como se observa en las imágenes distribuidas por la propia Guardia Civil. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?