Jueves, 25 de Febrero de 2021

Otras localidades

La Fiscalía exime del delito de homicidio al anciano que mató a un atracador en Güímar

El acusado disparó un revolver con la licencia caducada tras ser torturado por dos de los asaltantes

La Policía logró detener al atracador menor de edad días después de los hechos.

La Policía logró detener al atracador menor de edad días después de los hechos. / EFE

 

La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha solicitado la libre absolución del delito de homicidio para el hombre de 83 años de edad, quien disparó a uno de los atracadores que irrumpieron en su finca, ubicada en Guímar, el uno de marzo de 2015, causándole la muerte.

Los hechos se registraron en la citada finca cuando dos personas, uno de ellos menor de edad, accedieron a la vivienda del acusado con "intención de sustraer cuanto objeto de valor hallaran en el lugar". Los atracadores iban ataviados con ropas oscuras, guantes y unas caretas sujetas con cinta americana para ocultar el rostro. Además, los asaltantes portaban una pistola de imitación con la que obligaron al acusado a revelarles dónde estaba la caja fuerte. El ruido despertó a la esposa y cuñada del acusado, de 69 y 64 años de edad. Ésta última, pudo escaparse y esconderse en un baño pero la mujer del acusado no tuvo tanta suerte. Los atracadores comenzaron a amenazar a los propietarios con barras de hierro y golpearon a la esposa del acusado y aplastándoles la mano entre el marco y la puerta de la habitación. En ese momento, el acusado se dirigió hasta otra habitación y cogió un revólver del calibre 38, dirigiéndose a los asaltantes y conminándoles a abandonar el domicilio. Según la Fiscalía, "ante la ausencia de otra alternativa, el acusado realizó dos disparos impactando uno de ellos en el rostro de uno de los asaltantes de 26 años que falleció prácticamente en el acto. El otro asaltante logró huir siendo detenido días después. Así las cosas, la Fiscalía considera que el acusado actuó en legítima defensa y que sólo interesa una pena de dos años por tenencia ilícita de armas, debido a que la licencia para el revolver había caducado. Por su parte, la acusación particular que ejercita la madre del fallecido pide 10 años de prisión por un delito de homicidio sin atenuante. El juicio se celebrará la primera semana de abril en la Sección II de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?