Martes, 02 de Marzo de 2021

Otras localidades

EL JUEGO DE LOS DETECTIVES EL JUEGO DE LOS DETECTIVES El inspector Benítez no tiene ninguna duda: sigue 'Los Detectives' en directo
Gobierno municipal

El PP repite la fórmula y salen adelante los presupuestos municipales

PP y Cs dan luz verde a los 193 millones de euros de presupuesto para este año 2018

Ramón Fernández Pacheco alcalde de Almería.

Ramón Fernández Pacheco alcalde de Almería. / Cadena SER

 

Se cumplió el guión. El Pleno del Ayuntamiento de Almería aprobó ayer con el voto favorable del Grupo Municipal Popular y del Grupo de Ciudadanos el presupuesto para este año 2018.

La situación fue similar a la del año 2017 -aunque la representación se realizaba nueve días antes en el calendario-, en la que populares y naranjas hacían frente común en la defensa de las cuentas que este año alcanzarán los 192.937.448,53 euros en su consolidado, un 5,5% más que el pasado año, aunque con algún cruce de reclamaciones por “arrastrar los pies” en el cumplimiento de los acuerdos.

Arrancaba como es habitual el alcalde de la capital, Ramón Fernández-Pacheco, haciendo un resumen de la memoria del presidente y recorriendo las principales líneas presupuestarias. Hizo gala de que con estas cuentas van “a hacer más recaudando menos” y es que la rebaja del IBI y de otras tasas es uno de los puntos fundamentales del argumentario popular en defensa de este presupuesto.

Actuaciones

Tras recordar que las inversiones crecían un 51% hacía un recorrido por las más importantes. Así destacó el soterramiento del paso a nivel de El Puche, la ampliación del paseo marítimo, el desdoblamiento de Sierra Alhamilla, el final de la Plaza Vieja, el entorno de La Alcazaba, las actuaciones en El Zapillo de los Fondos EDUSI, la biblioteca central municipal o el edificio de asociaciones.

Entre estas inversiones previstas encontraba el portavoz del Grupo Municipal IU, Rafael Esteban, multitud de actuaciones repetidas. De hecho esto deriva en uno de los argumentos del portavoz de la formación de izquierdas para su “profundo no” a las cuentas, y es que el avance de la liquidación de 2017 muestra que “de la partida de gastos han ejecutado un 75,63% y de las inversiones un 25,4%”, muchas de ellas correspondientes a los acuerdos con Ciudadanos, por lo que tiene claro que “no van a cumplir”.

El segundo motivo de su negativa reside en el trato al gasto social, del que asegura que no tiene más peso en las cuentas que el año anterior, y sobre todo porque “el presupuesto no rompe el desequilibrio que hay en la ciudad” afirmando que “hay muchos barrios en Almería que están al límite”.

Todo esto además de afirmar que para abrir el Ayuntamiento cada almeriense tiene que pagar 62,91 euros al año a los bancos por el endeudamiento con la banca.


En contraposición a las críticas de IU llegaba el discurso del portavoz de Ciudadanos, Miguel Cazorla. Fundamentó su apoyo a los presupuestos en que no se puede paralizar la ciudad y que por eso aunque “no es el presupuesto que a Ciudadanos le hubiera gustado hacer” daban su apoyo.

Dejó claro que “no es el presupuesto de Ciudadanos” dejando caer que “el 92% del presupuesto es del equipo de Gobierno (del Partido Popular) y no han preguntado”, a pesar de esto defendió las medidas impulsadas por la formación naranja, en su mayoría arrastrada de años anteriores, y exponía como logro la comisión de seguimiento del pacto, algo que ya reclamó en 2017.

Criticas

Sin duda el más crítico fue el portavoz socialista, Juan Carlos Pérez Navas, que más allá de las valoraciones políticas de los últimos meses, criticó duramente la ausencia de un plan de empleo y que “en una ciudad como Almería solamente se vayan a invertir 50.000 euros en políticas de empleo cuando solo en asistencias técnicas Turismo tiene 188.000”.

Considera que lo que se vende como aumento del gasto social “no es más que recuperar lo perdido en años anteriores” y expuso el bajo nivel de ejecución presupuestaria. Así, recordó que según el avance de la liquidación “de los 33 millones de inversión solamente se han adjudicado 9 millones de euros” y “cero de los presupuestos participativos”.
Más allá del cruce de datos, de si sube el gasto social o solo se mantiene, si es “el presupuesto más inversor de los últimos siete años” como mantenía la concejal de Economía, María del Mar Vázquez, o de si se repiten partidas, sin duda lo más llamativo del Pleno de ayer es el cruce de declaraciones entre los portavoces municipales en los que se nota que está cerca la campaña electoral para 2019.

Los socialistas, los más críticos, dejaron claro ayer que con el PP y Cs el presupuesto se había convertido en Amar en Tiempos Revueltos. Y es que para Juan Carlos Pérez Navas, portavoz del PSOE, su formación se ha negado “al show” en el que se han convertido las negociaciones municipales y quieren “una política seria”.

Eso sí, reconoce que “de vez en cuando” queda a comer con Miguel Cazorla (Cs) o con Rafael Esteban (IU) “para hablar de política” -aunque del primero dice estar decepcionado- e invitó al alcalde, Ramón Fernández-Pacheco a hacer lo mismo a pesar de que crea que su política es solo imagen: “Soy Ramón Fernández-Pacheco, que guapo soy y que tipo tengo”.

A pesar de que el regidor afirmaba con la cabeza que estaba dispuesto a comer con él, parece que de momento habla más con Cazorla. Un líder, el de Cs, que comienza a alejarse de los populares primero quitándoles la autoría de los presupuestos que “se aprueban gracias a Cs” según sus palabras, a pesar que él mismo reconoce que el 92% lo ha hecho el PP, y al que le pide que “no arrastren los pies y dejen para el final el cumplir los compromisos de los acuerdos firmados”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?