Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

"La Peste de Madriluña"

 El centralismo no se cree el centro del universo, eso sería novedosamente generoso por sus partes, el centralismo se cree El Universo, y hoy todos discuten si Simeone es el principal motivo por el que el tercer equipo del universo ha sido eliminado de la Copa. Y hasta yo que soy del Betis, y por tanto no estoy obligado a saber mucho de fútbol, tengo claro que el principal motivo por el que el Atlético ha perdido es porque el Sevilla les ha ganado. Pero claro, eso sería reconocer que el Universo se expande, que la luz no es solo la ausencia de oscuridad (siendo más bien lo contrario) y que la Tierra es redonda y no plana y mesetaria como aun defienden algunos, que siguen pensando que el Sol, o sea, nosotros, solo existimos para orbitar, eso sí sin hacerles sombra, en torno a lo que dispongan ellos.

 

Madriluña, Madriluña y más Madriluña, que nada se salga de ahí, todo lo demás puro decorado exótico, convidados de piedra al festín de protagonismo y centralismo cultural dominante de la aburrídisma lucha entre las dos capitales del Reino: una con vocación de perpetua y soberbia capital administrativa por el sacrosanto argumento de que en su día estaba en el centro y otra con devoción de capital pero líquido a percibir y amante de los por cientos.

 

Madriluña, Capitalandia, Centralitown, guerra trasnochada y cansina de garrotazos antiguos entre Villaombligo denmedio y Villaombligo de arriba (y a la derecha por cierto). Llamenlé como quieran a ese centralismo cultural homogeneizador al que la pluralidad, la riqueza y la variedad le chirría. Nada tenemos en contra de Madrid ni Cataluña los que alzamos la voz contra este centralismo cultural, por eso intento proponer otros nombres para que nadie confunda la parte por el todo ni al lugar que los alberga con estos inquisidores de lo único.

 

Inquisidores culturales como los que hubo en otros tiempos. Iluminatis que se quejan de que se hable sevillano en la Sevilla del siglo XVI retratada por La Peste. Inquisidores que a la Juani, Gazpacho, Tico, el gato Jinks, el portero que vive en el cuarto de contadores y todas las veces que el centralismo cultural nos humilló no tuvieron problemas para entenderlos. Y es que parece que tenían mejor educados los oídos cuando el andaluz interpretaba el papel de pobre que es el que ellos inquisidores, directivos y directores nos tenían para siempre asignado. Pero la cosa cambia, Andalucía se levanta, la producción de 10 millones de euros esta vez la dirige un andaluz brillante, los profesionales son de esta Tierra, los actores también, las localizaciones, los extras, el talento, el equipo, la industria, las ganancias, los referentes y hasta las conversaciones.

 

Luchar contra el estereotipo no es renunciar a tus señas de identidad, luchar contra el estereotipo es saber que tus señas de identidad son tuyas (tu habla, tu folclore, tu cultura, tu gente, tu Historia, tus Carnavales, tu libertad) mientras le dices a la cara al que pretende pisarte con ellas que se acabó, que te rebelas, que a partir de ahora tendrá que a usar para los clichés las señas de identidad de su puñetera madre.

 

Andalucía está aquí. Andalucía se levanta.

 

Fdo: Un andaluz, un canario, un extremeño, un gallego, un murciano, un valenciano, un castellano, un vasco, un catalán, un madrileño un tipo orgulloso de la diversidad y la riqueza de todo lo que somos, seremos y hemos sido, uno harto de la Santa Inquisición, de Madriluña, de la condena de los míos por ser pobres al ostracismo y del oscuro centralismo, porque esto de quemar en la hoguera al diferente es la peste y propio de otro siglo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?