Últimas noticias Hemeroteca

, 29 de de 2020

Otras localidades

Turismo naturaleza

Los “Cortaos” de Villalba, un paraje para recorrer también sin riesgos ni aventuras

El invierno también es un buen momento para recorrer el sendero que discurre por la orilla del río Júcar en este paraje de agrestes rocas y aguas turquesas

El río Júcar a través de los "Cortaos" de Villalba.

El río Júcar a través de los "Cortaos" de Villalba. / Fernando Carreras (ecoexperience.es)

A pocos kilómetros de la capital descubrimos uno de los paisajes más impresionantes de la agreste naturaleza de la Serranía de Cuenca: los “Cortaos” de Villalba de la Sierra. Esta semana en el espacio ‘Nos vamos de excursión’ de Hoy por Hoy Cuenca recorremos este cañón labrado por las aguas del río Júcar y lo hacemos acompañados de Fernando Carreras, nuestro guía de EcoExperience.

'Nos vamos de excursión' en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

Los “Cortaos” de Villalba son un escenario ideal para practicar el descenso de barrancos y es en verano cuando más afluencia de visitantes podemos encontrar en torno a este paraje. Visitar este lugar en invierno tiene una ventaja: es un espacio más solitario y con más posibilidad de descubrir la fauna que lo habita. También encontraremos al Júcar con más caudal lo que nos indica que tendremos que ser más precavido al acercarnos a la orilla y evitar su visita en los días de lluvias por las posibles crecidas.

A los "Cortaos" también podemos llegar bajando desde el Ventano del Diablo. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Para iniciar la ruta tenemos que pasar el pueblo de Villalba de la Sierra, continuar dirección a Uña. Enseguida sale un camino a la izquierda con una fuerte subida tras la que llegaremos una zona donde podemos dejar el coche, ya cerca de la entrada de un túnel. Atención porque tendremos que cruzarlo por lo que recomendamos que lleven linterna o el teléfono móvil con batería. Una vez atravesado el túnel ya podemos seguir el sendero por la orilla del Júcar.

El paraje es frecuentado en verano para hacer barranquismo. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Hay otra opción para hacer esta ruta. Subimos con el coche hasta el Ventano del Diablo, aparcamos ahí y bajamos caminando por el sendero que sale por la ladera derecha y que nos lleva hasta la orilla del río. “A lo largo del paseo encontramos enebros, rosales silvestres, sargas y demás vegetación, tanto de ribera como de zona de bosque”, nos explica Fernando Carreras. “De hecho estamos en pleno pinar de pino negral”.

Formas caprichosas en las rocas labradas por el Júcar. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Este paraje de los “Cortaos” de Villalba destaca por la grandeza de sus formas, rocas moldeadas por el agua, con formas curvas que se reflejan en el río Júcar que pasa por aquí con estruendo en algunos tramos o reposado en pocetas que refrescante baño en verano, pero siempre con el color turquesa de la superficie de sus aguas. “Las vistas de toda la zona de roca a ambos lados del río nos dejará sin palabras”, nos dice Fernando. “Pequeños pajarillos como petirrojos, carboneros y chovas, nos acompañan por el camino, además de los grandes buitres en las rocas y con suerte alguna rapaz como halcón, águila calzada e incluso águila real. Es fácil también observar en estas rocas de las orillas algún cangrejo señal o truchas. Con mucha suerte alguna nutria puede estar descansando en una de estas orillas”.

Edificios de la central eléctrica del Salto de Villalba. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?