Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

25 años de un crimen que conmocionó España

Este 27 de enero se cumplen 25 años de la aparición de los cuerpos de las tres niñas de Alcàsser (Valencia) que habían sido violadas y torturadas hasta la muerte

Imagen de archivo del 27-01-1993, un vehículo de la Guardia Civil de Llombay transporta los féretros de las tres niñas el día que aparecieron en el paraje de 'La Romana' cerca de la presa de Tous (Valencia) /

Toda España llevaba 75 días buscando a Miriam, Toñi y Desirée, tres niñas del municipio valenciano de Alcàsser que habían desaparecido mientras hacían autostop para ir a una discoteca adonde nunca llegaron. Una búsqueda que concluyó el 27 de enero de 1993 cuando dos apicultores encontraron sus cadáveres semienterrados en una zona de difícil acceso cerca del pantano de Tous. Así conocía el padre de Toñi la noticia.

Esa misma noche las televisiones trasladaron sus platós a Alcàsser, con algunas entrevistas a padres, familiares y amigos donde el tacto brilló por su ausencia, sobre todo cuando se conocía que habían sido violadas y torturadas hasta la muerte.

Y si mediática había sido la búsqueda de las niñas, mucho más fue la caza de Antonio Anglés, el autor material de los asesinatos que nunca pudo ser juzgado y que sigue en paradero desconocido. Un juicio televisado donde su compinche Miguel Ricart fue condenado a 170 años, aunque desde hace cuatro en libertad.

Recuperamos algunos de los sonidos del caso

El brutal crimen de las niñas de Alcàsser dejó tras de sí tres familias destrozadas y un pueblo conmocionado que clamaba justicia. Así lo expresaba la abuela de una de las niñas, que pedía que se encontrara al culpable y que se tuviera la misma compasión con él que él tuvo con las víctimas: ninguna.

Padres, madres y hermanos vivieron durante meses la angustia de la búsqueda de los cadáveres y de la investigación sobre el paradero del asesino. Por los medios de comunicación circulaban todo tipo de hipótesis, como las que llevaron al tío de Desirée a pensar que las tres jóvenes habían sido raptadas para ser prostituidas.

Y junto con esa tensión, mucho dolor, como el que expresaba la madre de Toñi al recordar la última conversación que tuvo con su hija.

También los más jóvenes tuvieron que vivir en primera persona las consecuencias de este crimen brutal. La hermana de Toñi, una de las niñas, aseguraba al conocer el hallazgo de los cadáveres que no esperaba ese final

Y el hermano de Miriam, otra de las víctimas, hablaba así de lo que supone perder a una hermana.

Los vecinos de la localidad valenciana también vivieron con angustia y rabia todo lo que rodeó a ese crimen. El Ayuntamiento se volcó en el apoyo a las familias, y decretaba así un período de luto.

El pueblo permanecía atento a las noticias sobre el desarrollo de las investigaciones. Así comentaba el forense encargado del caso una de las hipótesis.

Y frente a la crueldad del asesinato, muchos reaccionaron pidiendo que el pueblo se tomara la justicia por su mano, como este vecino, que consideraba que la cárcel no era castigo suficiente para alguien que había cometido un acto tan despiadado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?