Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 27 de Enero de 2020

Otras localidades

El presidente de la CHE no encuentra razones para paralizar las obras de Yesa

Los trabajos de ejecución del cuerpo de la nueva presa alcanzan el 94 por ciento y el embalse estará acabado en 2021

Vista del estado de construcción de la nueva presa de Yesa /

Frente a las demandas planteadas por el Gobierno de Navarra de una paralización cautelar de las obras de recrecimiento de Yesa en tanto no se conozcan los resultados de un documento  que se encargue a técnicos independientes de ámbito internacional, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Raimundo Lafuente, manifestó que él en sus informes "no ha recomendado esa suspension". "España cuenta con muy buenos ingenieros y se esta exportando tecnología española a muchos países", señaló en defensa de la competencia del personal técnico que diseña y ejecuta presas en nuestro país. 

Lafuente también cargó contra aquellos "grupos" que se oponen a este proyecto: "No son muy prudentes y llegan a crear alarma social. Yo pediría que hicieran lo posible porque sus informes tuvieran una base científica".

Los trabajos de ejecución del cuerpo de la presa de Yesa alcanzan ya el 94%, lo que supone haber superado la cota 512,5 con 100,5 metros sobre cimientos de los 108 previstos.

Las declaraciones del presidente de las CHE las formuló antes de entrar en la reunión de la Junta de Obras que hace un seguimiento de los trabajos en Yesa.

En esa reunión se explicó, según fuentes de la CHE, que se han iniciado los trabajos previos para la construcción del dique de cola de Sigüés, en concreto en la zona destinada al muro de protección de la localidad. Esta actuación requerirá una inversión de 27 millones de euros e incluye además la construcción de un dique de cola del río Esca que será un lago artificial en el entorno del casco urbano.

PREVISIÓN DE FIN DE OBRA EN 2021

Los trabajos para el recrecimiento del Yesa está previsto que culminen en el año 2021 aunque Lafuente avisó de que en una obra de tales características pueden surgir imprevistos que alarguen el plazo. Una vez ejecutada la presa, el proceso de llenado en distintas fases para comprobar la respuesta de la presa puede demorarse durante dos o tres años más antes de poder poner en explotación el embalse, que contará con una capacidad de 1070 hm cúbicos,  bastante más del doble de la capacidad actual.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?