Miércoles, 03 de Marzo de 2021

Otras localidades

Desvalijan un sex shop

Los ladrones se llevan vaginas de látex, consoladores, estranguladores, látigos....

La Policía investiga el robo en el local ‘Fresa y Chocolate’, primera tienda erótica en Almería

Roban 600 juguetes eróticos en un sex shop de Almería capital.

Roban 600 juguetes eróticos en un sex shop de Almería capital. / Agencias

Una banda de ladrones profesionales desvalijó la madrugada de ayer jueves el sex shop ‘Fresa y Chocolate’, el más grande de la capital, y se llevó alrededor de 600 juguetes sexuales -algunos muy exclusivos y caros- y numerosos productos eróticos. El precio de la mercancía robada, en una primera estimación, supera los 9.000 euros.

El asalto se perpetró, según las primeras investigaciones, en torno a las dos de la madrugada y fue rápido. Fuentes cercanas al caso explican que, en el mismo, podrían estar implicadas entre cuatro y cinco personas, uno de ellos el conductor de la furgoneta en la que, presuntamente, tuvo que huir la banda tras cometer el robo.

La parafarmacia está situada en la avenida de Montserrat en la capital, una vía que conecta directamente con la autovía del aeropuerto y por dónde se cree que pudieron escapar los asaltantes. Está, además, rodeada de bloques de viviendas y enfrente hay una gasolinera cuyas cámaras de seguridad investiga la Policía por si en los fotogramas de esa noche aparecieran imágenes que puedan servir para desentrañar el suceso.

Las cámaras instaladas en el local no estaban conectadas y tampoco saltó la alarma. Eso, unido a la velocidad a la que se piensa que actuaron los delincuentes, a los mínimos daños registrados en el local -los asaltantes solo tuvieron que reventar una cerradura para entrar en el sex shop-, a la falta de huellas -se sospecha que iban con pasamontañas y guantes- y a otros detalles de la investigación, como que rociaron con spray negro todos los puntos de luz de la tienda -cuyo gran escaparate luce iluminado toda la noche-, pone a los investigadores ante el panorama de un robo premeditado, estudiado y realizado de forma “muy profesional”-

Entre los 600 juguetes sexuales robados hay masturbadores masculinos y femeninos -como vaginas de látex o consoladores de diferentes tamaños-, excitantes, estranguladores, látigos, mordazas, material para bondage, lubricantes, huevos y balas vibradoras, lencería y también perfumes con feromonas que potencian la atracción sexual.
El precio oscila entre los 12 euros que puede costar un vibrador básico a los 400 de artículos más sofisticados. Entre ellos, un cuerpo femenino de látex (sin cabeza ni piernas, solo con los órganos sexuales a la vista y un motor que provoca que el juguete alcance una temperatura similar a la del cuerpo humano y vibre al mismo tiempo), que está considerado en el mercado como el masturbador masculino más exclusivo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?