Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 23 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Viviendas pequeñas y edificios más altos para solucionar el problema habitacional

Los Promotores Inmobiliarios afirman que las nuevas promociones no bajan de los 250.000 euros por piso

Viviendas más pequeñas y edificios más altos. Son los ingredientes principales de la receta que los Promotores Inmobiliarios de las Islas consideran necesario aplicar para corregir a la larga el problema de acceso a la vivienda tanto en régimen de compra como de alquiler en el archipiélago. Los promotores abogan por aumentar la densidad de vivienda eliminando los límites que rigen desde los años 80, para construir en un mismo solar más viviendas de unos 50 metros cuadrados y menos inmuebles mayores de 80. Otro de los asuntos clave es para ellos crecer en altura y dejar de extender las ciudades.

El presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de las islas, Luis Martín, explica que actualmente la administración es la que marca el número de viviendas que se puede construir en un solar determinado y que dicta construcciones de entre 90 y 100 metros cuadrados. Martín explica que actualmente la demanda es de unidades más pequeñas de entre los 40 y 50 metros cuadrados, donde se puede acceder a uno o dos dormitorios y que presentaría un precio final al que podrían acceder más estratos sociales. Otra de sus apuestas es la de crear ciudades más densas, con mayores alturas.

Martín subraya que el precio del suelo en Baleares se dispara por la escasez geográfica y por eso prácticamente todo lo que se construye es vivienda de lujo. El precio final de estas promociones, dice, se alejan del coste óptimo que deberían tener los inmuebles para ser accesibles para la clase media y baja. Y es que actualmente el precio medio de las viviendas de nueva construcción no bajan de 250.000 euros. Martín avanza que en 2018 se empezarán promociones enfocadas al cliente local, con cerca de 800 viviendas en Mallorca y unas 1.200 en el total de Baleares.

Cambio del PGOU de Palma

En Palma para aumentar la densidad de vivienda y crecer en altura es necesario cambiar el Plan General de Ordenación Urbana que contempla las restricciones. Uno de ellos es el de Palma, que se diseñó en los años 80 y contemplaba una demografía que en los últimos 30 años ha cambiado de manera notable.

El director general de Urbanismo de Palma, Biel Horrach, afirma que para iniciar un cambio es necesario realizar un estudio demográfico para planificar cómo puede evolucionar la población de cara al futuro y cómo se puede adaptar el planeamiento urbano para darle cabida. "Es un tema en el que se está trabajando" dice Horrach, pero que todavía queda lejos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?