Miércoles, 27 de Enero de 2021

Otras localidades

Gloria Sánchez-Grande

‘La belleza salvará al mundo’

El Teatro Real de Madrid, en plena celebración del bicentenario de su apertura, recupera una de las producciones más monumentales del repertorio operístico: “Aida”, de Giuseppe Verdi

Firma Gloria Sánchez-Grande, "La belleza salvará al mundo"

El Teatro Real de Madrid, en plena celebración del bicentenario de su apertura, recupera una de las producciones más monumentales del repertorio operístico: “Aida”, de Giuseppe Verdi, estrenada por primera vez en el Teatro de la Ópera de El Cairo en 1871. El librero narra el violento enfrentamiento entre dos pueblos, Etiopía y Egipto, con el eje de un amor fatal: el de Radamés, jefe militar de los egipcios, y Aida, una esclava etíope.

Hacía veinte años que esta ópera no se representaba en el Teatro Real de Madrid a causa de su grandiosidad. Tuve la enorme suerte de poder asistir al primer ensayo general y entrever lo que será esta nueva “Aída” y el espectáculo resulta inconmensurable. El director de escena, Hugo de Ana, transporta al espectador a las arenas de Egipto, a sus pirámides y a sus templos, mediante un fascinante sistema de proyecciones.

Y al trabajo de escenografía, se une la música de Verdi, dirigida en esta ocasión por la batuta del maestro Nicola Luisotti. Precisamente, la semana pasada le preguntaban a Luisotti qué aportaba “Aída” al universo de la ópera. El director italiano respondía con otra pregunta: ¿qué aporta el “David” de Miguel Ángel o “La noche estrellada” de Van Gogh? Y terminaba con una cita de Dostoyevski: “La belleza salvará al mundo”.

La música de Verdi nos ha salvado y nos salva, aún hoy; aún en nuestros tiempos. Uno firma un armisticio cada vez que escucha “Oh, patria mía, cuánto me cuestas” bajo la partitura de Verdi. O el portentoso “Gloria a Egipto”, uno de los pasajes corales más colosales de la época. Porque “Aída” es precisamente eso: un prodigioso vaivén entre lo grandioso y lo íntimo.

Y hablando sobre Egipto, y ya acabo, la semana pasada se publicaba la noticia de que se habían descubierto los tatuajes figurativos más antiguos de la Historia en dos momias egipcias. Gracias a un análisis con luz infrarroja, los investigadores revelaron que lo que la momia llevaba tatuado en el brazo era… un toro.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?