Jueves, 09 de Julio de 2020

Otras localidades

Samu Fuentes sobre Mario Casas: "Nunca me preguntó quién era yo o qué había hecho; si hubo algún prejucio previo lo tuve yo"

El director asturiano Samu Fuentes dirige a Mario Casas en "Bajo la piel del lobo", su ópera prima

Bajo la piel del lobo ópera prima del director noreñense Samu Fuentes llegaba a las carteleras de toda España el viernes 9 de marzo, un día anTes se preestrenaba con alfombra roja en el Cine Callao de Madrid y es que sus protagonistas son actores de reconocido prestigio y gran tirón mediático, hablamos de Mario Casas, pero también de la Ganadora de un Goya a la Mejor Actriz  Revelación Irene Escolar (Gernika, Altamira, Un otoño sin Berlín) y la ganadora de los Premios Feroz y Días de Cine y nominada al Goya Ruth Díaz (Tarde para la ira, Pasaje al amanecer)

Su director cuenta que durante el proceso de escritura de guión no había pensado en este reparto y es que desde que concibió la película hasta que ha visto la luz han pasado diez años.

Reconoce Samu Fuentes que ha sido un lujo para una producción pequeña como  esta poder contar con una estrella mediática como es Mario Casas: "evidentemente que esté Mario aporta mucho tirón, porque tiene muchísimos seguidores", su intervención en El Hormiguero donde se vió el trailer, batió records de audiencia, pero subraya el asturiano que "me quedo con lo que aporta como actor, creo que ha dado un paso muy grande y arriesgado en su carrera, él era consiciente y fue valiente, quien haya visto la peli sabrá valorar un trabajo brillante", asegura.

El realizador relata que Mario Casas se interesó en el personaje y se volcó en él con mucha generosidad: "nunca me preguntó quién era yo o qué había hecho, si hubo algún prejucio previo lo tuve yo". 

En Bajo la piel de lobo, Mario Casas da vida a Martinón, un alimañero que vive en las montañas como el último habitante de Auzal, un remoto y pequeño pueblo perdido donde vive en paz con la naturaleza. Desciende a los valles dos veces al año, al comienzo de la primavera y al final del verano, donde comercia y consigue provisiones para el resto del año. En una de esas escasas visitas a la civilización tiene un tórrido y fugaz encuentro con la hija del molinero (Irene Escolar), que hará que empiece a experimentar nuevos sentimientos y comience a plantearse seriamente su actitud de lobo solitario. Este encuentro le obligará a elegir entre descubrir su vulnerabilidad o abandonarse a su lado más salvaje.

 El rodaje de Bajo la piel de lobo ha recorrido cuatro concejos del suroccidente asturiano, grabando escenas en lugares tan emblemáticos como la cascada de Oneta o la cueva del Pímpano en Villayón, el pintoresco pueblo de Argul en Pesoz, Os Teixois o el Museo de los Molinos de Mazonovo en Taramundi y la capilla de Quintá o la ferrería de Mazonovo en Santa Eulalia de Oscos.

"La apuesta fue arriesgada, asegura en la entrevista, siempre te dicen que en  una primera película no te metas en berenjenales, que no sea de época, que no haya animales, cuidado con los exteriores... pero creo que hay dos maneras de hacer una película; con la idea de agradar a todos y hacer una segunda o como si no hubiera otra oportunidad y hacerla como quieres". Añade Samu Fuentes con orgullo que "a nivel técnico y creativo salío algo muy parecido a lo que hubiera soñado"

Samu Fuentes (Noreña, 1972) cuenta en su filmografía con los cortometrajes de ficción Terapia peculiar (2004) y Ojos que lo ven ¿corazón que lo siente? (2002) y con documentales como De Picasso, Gades y África (2016) y Miraflores (2008). Bajo la piel de lobo es su primer largometraje de ficción.

Durante la entrevista nos habla de su próximo paso, participar en el Festival Internacional de Cine de Miami.


Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?