Últimas noticias Hemeroteca

El Ayuntamiento de Madrid asegura que la policía no perseguía al mantero fallecido en Lavapiés de un infarto

El concejal de Barrio confirma en rueda de prensa que el fallecimiento del senegalés se produjo por un infarto y que no estaba siendo perseguido por los policías: "No hubo ningún tipo de intervención policial frente a él o con él"

El Ayuntamiento de Madrid es claro en su explicación sobre las circunstancias que rodearon la muerte de un mantero senegalés el jueves por la tarde en el barrio de Lavapiés. "No hubo ningún tipo de intervención policial frente a él o con él", ha asegurado Javier Barbero, concejal de Barrio del consistorio, que ha confirmado que el el chico, de unos 35 años, murió a causa de un infarto.  

Altar improvisado en Lavapiés. / SARA SELVA

Barbero ha explicado que se ha iniciado una investigación en la que, entre otras cosas, se ha pedido la revisión de todas las cámaras que haya entre la Puerta del Sol y la calle del Oso, donde se produjo el fallecimiento. Por su parte, Marta Higuerass, teniente de alcalde del Ayuntamiento ha hecho un "llamamiento a la calma" y ha dado el "respaldo" del consistorio a la Policía.

Antes de esta rueda de prensa, Higueras había hecho en la Cadena SER un llamamiento a la calma y a la prudencia mientras se investigaba el suceso, ya que había "informaciones contradictorias". Mientras vecinos y compatriotas del fallecido aseguraban que el mantero murió durante una persecución policial, el atestado policial lo negaba. Marta Higueras lamentó "profundamente" la muerte del mantero y destacó que Lavapiés es un "ejemplo de convivencia" y "queremos que siga siendo así". 

El atestado policial: el mantero no era perseguido

El testimonio de los vecinos y de otros manteros contrastaba con el atestado policial elaborado por los policías municipales, que señala que el mantero fallecido no huía de un control cuando sufrió el paro cardíaco. Señala que la operación contra el top manta se desarrolló con anterioridad en la Puerta del Sol. Según el relato policial, antes de las cinco de la tarde agentes municipales intervinieron en la Puerta del Sol porque varios manteros habían tirado al suelo deliberadamente a dos turistas, una de ellas francesa de avanzada edad que sufrió una brecha en la cabeza. En esta intervención fueron detenidos dos manteros y los agentes buscaron a un tercero.

Los agentes aseguran a EFE que esa actuación no tiene nada que ver con lo ocurrido luego en la calle del Oso, donde una patrulla que debía entregar una citación judicial a una persona, fue requerida por un hombre para que prestara ayuda a un amigo que se encontraba mal. Dos policías iniciaron maniobras de reanimación a esta persona, a las que se sumaron otros cuatro hasta que llegó el Samur y atendió al hombre, que finalmente falleció. El atestado dice que cuando estaban en esa labor ya fueron increpados por varias personas y luego se registraron disturbios en la zona.

Tensión por la visita del cónsul senegalés

Hacia el medio día, un grupo de senegaleses han intentado agredir y obligado a refugiarse en un bar al cónsul. Los antidisturbios han respondido con disparos de pelotas de goma al lanzamiento de sillas y mesas por parte de los inmigrantes, que consideran que los representantes de su país han tardado demasiado en ir al barrio y ven como una "provocación" la llegada de los dos coches oficiales del consulado.

Los senegaleses que se han concentrado en la Plaza Nelson Mandela del barrio madrileño de Lavapiés han intentado agredir y obligado a refugiarse en un bar al cónsul de su país en Madrid, que ha sido rescatado por la Policía. / Luca Piergiovanni (EFE)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?