Domingo, 18 de Abril de 2021

Otras localidades

La Columna

¿Cómo apretar a Echavarri, pero sin ahogarle?

Que Bonig diga que el caso afecta a la hipoteca reputacional de la Comunitat, no deja de ser un sarcasmo

El acoso a Echávarri es por tierra, mar y aire.

Pero, al final, como sostiene el dicho popular, no hay peor cuña que la de la misma madera, y quien, por tanto, termina derribando a un cargo público es su propio partido.

Ya le pueden pedir la dimisión desde la popular Bonig a sus exsocios Bellido y Pavón sin olvidar a Ciudadanos y todo el coro de medios de comunicación; al final, el que remata a Echávarri es Ximo Puig con su demostración explícita.

Eso no significa que todas las formaciones intenten capitalizar el éxito de su capitulación. En ese sentido, que Bonig diga que el caso afecta a la hipoteca reputacional de la CV no deja de ser un sarcasmo.

Y más cuando sabe que los excesos del actual alcalde nada tienen que ver, por ejemplo, con el escenario de corrupción existente en el área de Atención Urbana que traza el juez alicantino que ha decidido procesar a Andrés Llorens, exvicealcalde con Sonia Castedo.

Ahora, decidido el relevo, el problema es el tránsito hasta que tome la decisión. ¿Cómo apretar a Echávarri, pero sin ahogarle?

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?