Últimas noticias Hemeroteca

Los alcaldes de la Ribera del Duero urgen a Fomento la construcción de la autovía

Peñafiel (PP) y Quintanilla (PSOE) coinciden en la necesidad del desdoblamiento de la N-122, donde no se han realizado obras desde 2002, cuando se inauguró el tramo La Cistérniga-Tudela

Inauguración el 29-07-2002 del tramo entre La Cistérniga y Tudela de Duero con los alcaldes, Óscar Soto y Fernando Peñas; el secretario de Estado, Benigno Blanco; el consejero de Fomento, José Manuel Fernández Santiago; el delegado del Gobierno, Isaías García Monje, y el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva /

La trágica muerte de dos personas este Jueves Santo en la Nacional 122 a su paso por Soria  -el accidente se produjo en un adelantamiento- reactiva la reivindicación histórica de los municipios de la provincia vallisoletana directamente afectados por el paso diario de miles de vehículos. "Es urgente la construcción de la autovía del Duero", reclaman al unísono dos alcaldes de diferente partido político. 

¿Cómo es posible que el Gobierno califique una infraestructura como prioritaria y siga sin ponerse en marcha?

Han transcurrido 16 años desde la inauguración del tramo entre La Cistérniga y Tudela de Duero y desde entonces, 2002, no se ha visto ni una máquina en la provincia de Valladolid; no se ha movido ni un metro de tierra.

El pasado jueves 22 con motivo de la visita del ministro, Íñigo de la Serna, a las inmediaciones de El Burgo de Osma, para comprobar un tramo de 8 kilómetros, el Ministerio de Fomento resaltó por escrito la trascendencia del proyecto: "La A-11 constituirá el eje vertebrador de gran capacidad de la cuenca del Duero, desde el límite oriental de Castilla y León en Soria hasta la conexión con Zamora y el Norte de Portugal".

Como  los presupuestos demuestran que para el Gobierno esta autovía no es prioritaria algunos ayuntamientos reclaman algo más viable, como una variante.

Roberto Díez, alcalde de Peñafiel, del Partido Popular, plantea en la Cadena SER "la inmediata ejecución" de una circunvalación en este municipio de más de 5.000 habitantes porque constata que "la autovía llega tarde"

 Son 8.000 vehículos los que cruzan a diario el municipio de la Ribera por la travesía de la nacional 122. 

Y de la opinión de un alcalde del PP a otro del PSOE, Carlos del Barrio, de Quintanilla de Onésimo. Las diferencias ideológicas se disipan cuando ambos regidores analizan esta infraestructura pendiente.

La presión de las bodegas de la "milla de oro"

Se da la circunstancia de que el tramo de la provincia de Valladolid, de 35 kilómetros de longitud, no tiene ningún accidente geográfico; es completamente llano, pero junto a la vía se encuentran las principales bodegas de la Ribera de Duero en esta comarca: Vega Sicilia, Abadía de Retuerta, Arzuaga y Viña Mayor.

La presión de las bodegas obligó a los sucesivos gobiernos, tanto el presidido por José María Aznar como el de José Luis Rodríguez Zapatero, a cambiar el trazado. El Ministerio de Fomento, avalado por Medio Ambiente, optó hace ya 14 años por un itinerario alejado de las bodegas.

Pero ni se ha iniciado esa alternativa, rechazada por todos los municipios y asociaciones, ni tampoco se ha desdoblado la carretera nacional, con perjuicios evidentes para localidades como Peñafiel,  Quintanilla de Arriba, Quintanilla de Onésimo, Sardón de Duero y Tudela .

La seguridad es uno de los argumentos que avalan esta infraestructura. .

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?