Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 17 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Vecinos de la capital denuncian el aumento de "narcopisos"

  • Crece el número de inmuebles ocupados por drogadictos y narcotraficantes en los barrios de Lavapiés, Vallecas, Aluche y Bellavista.
  • Los vecinos impulsan la campaña "Atodotrapo" para visibilzar el problema, y exigen al Ayuntamiento
  • la instalación de cámaras en las zonas afectadas.

Orina en los portales, jeringuillas e incluso plagas de chinches. A eso se enfrentan cada día vecinos de la capital con el aumento de los llamados narcopisos en sus edificios; esto es, inmuebles ocupados por drogdependientes para el consumo y venta de sustancias ilegales. Una práctica que, según los vecinos, ha crecido en los últimos años en la capital desde el comienzo de la crisis y el aumento de pisos vacíos, y que ha convertido a algunos barrios en auténticos mercados de la droga.

Por eso, asociaciones de vecinos integradas en la Red Nacional de Barrios y Ciudades contra los Narcopisos, han iniciado la campaña “Atodotrapo” que pretende visibilizar una problemática colgando pañuelos y trapos rojos en balcones y ventanas de los vecinos afectados. “Un narcopiso significa tener peleas en tu puerta, drogadictos subiendo y bajando,y hasta encontrarte heces y orina en tu edificio”, explica María; vecina del céntrico barrio de Lavapiés donde la Plataforma de Vecinos de Lavapiés ha contabilizado más de 50 pisos en activo.

Pero no es una práctica que ocurra solo en el distrito centro. En el distrito de la Latina, en el barrio de Aluche, los vecinos denuncian la existencia de veinte inmuebles de este tipo; en el barrio de Bellavista del distrito de Tetuán al menos cinco; y en Puente de Vallecas se han cerrado más de veinte en los últimos meses, pero continúan activos cinco.

“Parece que hemos vuelto al Vallecas de los ochenta”

Además denuncian robos contínuos y amenazas de los traficantes. Como explica María, de Puente de Vallecas, a la que han amenazado en ocasiones por denunciar públicamente esta situación. “Noto que nos señalan, que ellos saben quiénes somos los que estamos pidiendo responsabilidades. Y tenemos miedo, claro”.

Además en este barrio, en la Avenida de Monte Igueldo, los vecinos aseguran que más de cien comerciantes han cerrado sus negocios en los últimos años por la inseguridad. Lo explica una comerciante de la zona, que prefiere guardar su anonimato por seguridad. “He decidido cerrar mi negocio los fines de semana porque la genta evita pasar por esta zona. Se ha vuelto peligrosa y sucia. Parece que hemos vuelto a la Vallecas de los años 80”.

En esta zona, el Ayuntamiento planea instalar veinticinco cámaras de videovigilancia. Las plataformas de vecinos exigen al ayuntamiento más presencia policial en la zona y la instalación de cámaras de seguridad en todas las zonas afectadas.

 

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?