Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 13 de Diciembre de 2019

Otras localidades

SUCESOS SUCESOS Hallados los cadáveres de dos niñas en su casa en Girona

¡Campo de Gibraltar español!

¡Gibraltar español! ¡Gibraltar español! Y todavía no me he terminado yo de enterar pa qué. El Campo de Gibraltar ya es español desde hace tela de tiempo y nadie le hace ni puñetero caso. ¡Gibraltar español!… Y nunca entendí ese afán por sumar tan pocos metros de roca a ese Campo de Gibraltar que ya es español desde hace tela y al que siguen maltratando, hundiendo y abandonando… españolísimamente por supuesto. El patriotismo de mentira parece tener problemas para dar la cara ante los problemas de verdad. El orgullo patrio en general pincha con los marrones de la Patria cuando estos son en concreto. Los golpes de pecho parecen quedar mejor en pulseritas y cinturones que en políticas y presupuestos. Y al Campo de Gibraltar, la ley del embudo le sigue negando el lado ancho y lo condena a seguir desangrándose siempre por el Estrecho. Ni entiendo ni quiero ese patriotismo que cuelga banderas de sus balcones sino descolgamos antes la soga que mi gente del Campo de Gibraltar, balcón de Europa, lleva colgada al cuello, asfixiando a los nuestros.

Al Campo de Gibraltar no hay que mandar más policías (que también), hay que mandar empresas, futuro, oportunidades, riqueza. Al Campo de Gibraltar no hay que mandar más guionistas a escribir de Narcos, ni más reporteros a contar una miserable y desagradable situación que no representa a una comarca luchadora, talentosa y trabajadora. Al Campo de Gibraltar hay que escribirle con urgencia un guión nuevo y gritar a los cuatro vientos que pocos rincones tienen más ganas, potencial, riqueza, capacidad y buena gente que este.

¡Campo de Gibraltar español! Y a ver si parte de la solución no va a estar precisamente, ahora con el Brexit, en mirar hacia el Peñón. ¡Oh my God! Un Régimen fiscal extraordinario para la Zona que favorezca la llegada y creación de empresas, un Régimen fiscal especial y ambicioso que convierta a la Puerta de Europa de verdad en el lugar perfecto para crear riqueza, trabajo y empleo. Lo que ya debería ser por ubicación, localización y privilegio. Ya que es incontestable que el Puerto de Algeciras es mejor que ningún otro puerto en Europa porque lo que jamás podrán Barcelona, Valencia ni Cuenca es estar en Algeciras, es reinar en el Estrecho. Puerto rentable que mantiene y financia otros puertos y que a cambio no recibe el tratamiento de su puesto. Corredor Mediterráneo, Bobadilla… ¡Campo de Gibraltar español! ¡Y alguien debería hacer algo con todo esto! Régimen Fiscal especial y extraordinario para una comarca especial y extraordinaria, como Canarias, Ceuta, Melilla e incluso por otros motivos: Navarra y el País Vasco. Solución para una comarca con una singularidad y un gran problema, que debe saber jugar la carta de lo primero para solucionar lo segundo. Y no me hablen de Paraíso Fiscal, que nadie se rasga las vestiduras viendo este Paraíso muerto.

Mientras un gachó desde su ventana dando chivatazos con un móvil gané lo que es imposible ganar abajo. Mientras descargar sea la única opción de llenar el frigorífico, tendremos un gran problema. Una lacra. Una horrible circunstancia de necesidad y hambre que aprovechan los malos para reclutar a los buenos, que lo son hasta que no tienen más remedio. Nadie quiere ser narco por mucho que se haya empeñado ahora el cine y la tele en blanquearlo todo hasta convertirlo en una suerte de trabajo de aventuras y lujo, para amantes del riesgo, la adrenalina y los excesos. Ya pasó con El Padrino, Scarface, Érase una vez América o con Uno de los nuestros. Pero nadie en su sano juicio quiere estar en la vida real dedicándose a algo que deja bastantes menos héroes que muertos. A los pobres por mucho que nos insistís con las banderas, por dignidad, oportunidades, trabajo y futuro como si tenemos que nacionalizarnos austrohúngaros congoleños.

Así que menos Gibraltar español, y más ponernos las pilas con esta comarca de ensueño porque el Campo de Gibraltar ya es andaluz, europeo y español desde hace tiempo. Así que arrimemos todos el hombro para ayudarlos a salir de esa encrucijada de estar siempre entre dos aguas, entre dos aguas al cuello.

 

Fdo: Un campogibraltareño más, un sanluqueño, un barbateño que cree que hay que pelear urgentemente por nuestro futuro, por nuestra Tierra por estas columnas de Hércules gaditanas, andaluzas, tan emblema y escudo de España y tan non plus ultra que o las salvamos o se nos viene encima el templo. ¡Campo de Gibraltar español! ¡Campo de Gibraltar andaluz! ¡Levantémonos! Porque esto lleva siendo así ya demasiado tiempo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?