Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 28 de Febrero de 2020

Otras localidades

La actitud toda la tarde de José Garrido tuvo el premio de una oreja

El extremeño también dio la vuelta al ruedo en su primero, mientras que Juan Bautista y López Simón fueron silenciados

José Garrido, durante su faena al sexto toro de la tarde, al que cortó una oreja /

El diestro extremeño José Garrido dio una vuelta al ruedo en su primero y cortó la oreja del que cerró plaza en el festejo de Feria celebrado este Miércoles de Farolillos en la Real Maestranza, premio a la gran actitud que mostró durante una tarde en la que sus compañeros de cartel, el francés Juan Bautista y el madrileño López Simón, se fueron de vacío.

ficha del festejo

Plaza de toros de la Real Maestranza. Miércoles, 18 de abril de 2018. Noveno festejo de la Feria de Abril, décimo de abono.

Se lidiaron toros de El Pilar, cuarto y quinto sobreros de la misma ganadería, correctos de presentación y desiguales de juego. No tuvo fuerza el primero, segundo y quinto bis se apagaron pronto, no transmitió el cuarto bis y desclasado el sexto. Solo el tercero fue un buen toro

Juan Bautista, de grana y azabache, silencio en ambos.

López Simón, de berenjena y azabache, silencio en ambos.

José Garrido, de rosa palo y oro, vuelta al ruedo tras aviso y una oreja.

Cuadrillas: Saludaron en banderillas Yelco Álvarez, Jesús Arruga, Antonio Chacón y Vicente Osuna.

Incidencias: La plaza registró media entrada en tarde calurosa.

La actitud de Garrido quedó patente desde el templado quite de tres verónicas y media que le enjaretó al segundo toro de la tarde. Ya con el primero de su lote, también fueron buenas las verónicas de recibo, galleó por chicuelinas para llevar al caballo y quitó igualmente por chicuelinas muy enrazadas. Fue este un buen toro que respondió con calidad en sus embestidas a la firmeza del torero, con el único lunar de alargar excesivamente la faena lo que sumado a que el toro tardó en echarse tras una estocada desprendida y traserita dejó el premio en la referida vuelta al ruedo tras insuficiente petición de oreja. El trofeo si llegó en el sexto, un animal un tanto desclasado ante el que, a base de valor, Garrido hizo embestir en su muleta, destacando una última serie al natural cuando le cambió los terrenos al toro, al que despachó de estocada desprendida y atravesada.

Dos toros muy similares tuvo enfrente el francés Juan Bautista. El primero, tan noble como falto de fuerza y el cuarto bis, sin transmisión. Por su parte, también fue muy parejo de comportamiento el lote del madrileño López Simón, que se las vio con dos toros, el segundo y el quinto bis -este último cogió en banderillas a Vicente Osuna por fortuna sin consecuencias-, que perdieron celo tras la segunda serie de muletazos. Frialdad en los de El Pilar de la que se contagió el torero. En ambos casos tampoco tuvieron sus tardes con las espadas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?