Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 20 de Enero de 2020

Otras localidades

God of War, Kratos asalta el Olimpo nórdico

El reinicio de la saga presenta a un protagonista más maduro y renueva su brutal sistema de combate

Una de las figuras más icónicas del universo Playstation regresa con el reinicio de su propia saga, un poder sólo a la altura de grandes mitos como Kratos. El Dios de la Guerra deja atrás la mitología griega que sirvió de contexto para su primera trilogía y se adentra ahora, más salvaje que nunca, en tierras nórdicas. Esto significa nuevo contexto y nuevas leyendas y deidades a las que hacer frente.

Como contábamos hace unas semanas tras su presentación oficial, el nuevo God of War presenta a un Kratos más maduro y con Atreus, su hijo, a su cargo durante la aventura. La historia del juego nos plantea como misión principal llevar las cenizas de su madre a la cima más alta del mundo, a la vez que preparamos para el futuro a un joven que desconoce su poderosa naturaleza y la de su padre. Uno de los principales retos de los estudios Santa Mónica, como reconocían ellos mismos, era que Atreus no fuera un estorbo para los jugadores a la hora de luchar con Kratos. Y lo han conseguido: su apoyo con flechas e invocaciones es muy útil y sencillo de ordenar, pero si queremos podemos olvidarnos por completo de él y centrarnos en el protagonista. En cualquier caso Atreus es útil, además de en el combate, en la exploración por sus conocimientos rúnicos.

Kratos y Atreus surcando los ríos nórdicos / Santa Mónica Studios

Es en el combate donde God of War muestra su lado más desatado. La evolución del sistema ha sido evidente, y aunque se ha intentado huir de la imitación a la saga Dark Souls, su influencia está ahí. Y es muy positiva. Contamos con muchas posibilidades gracias a nuestra nueva hacha Leviatán: lanzarla para impactar contra un enemigo y herir a otro mientras vuelve a nuestra mano, destrozar salvajemente en el cuerpo a cuerpo, arrojar a los enemigos por precipicios…y eso sin contar con nuestro escudo para la defensa y aturdir rivales. Si a todo esto le sumamos el movimiento de evasión y las diferentes habilidades que Kratos va ganando con la experiencia, hablamos de unos combates plagados de opciones en los que conviene pensar nuestro siguiente movimiento. Los enemigos -la mayoría- no penalizan tan dramáticamente como en Dark Souls, pero no podemos dormirnos sobre todo si hablamos de jefes medios o finales; además éstos últimos son impresionantes, tanto visualmente como por la espectacularidad de sus combates.

Combate con el apoyo de Atreus y su arco / Santa Mónica Studios

El propio Cory Barlog, director creativo de Santa Monica Studios, ya había avisado de que God of War era una aventura en tercera persona que no contaría con mundo abierto 100%. Y la decisión se ha materializado positivamente, porque esta fórmula no tiene por qué ser obligatoria. Kratos se puede mover libremente por zonas cada vez más amplias según vamos avanzando, pero generalmente estamos bien encaminados al objetivo, y con el paso de las horas podremos volver para recorrer zonas conocidas y desbloquear tesoros o rutas nuevas. Por primera vez hay pequeñas misiones secundarias y repiten los puzzles, en los que interactuaremos con el entorno con la ayuda de Atreus para avanzar y liberar cofres. La historia principal puede llevarnos entre 18 y 25 horas, en función de cada cual, pero tras terminarla nos esperan retos a la altura del Dios de la Guerra y del mejor equipo disponible para reforzarlo.

Atravesaremos espesos bosques y escarpadas cimas / Santa Mónica Studios

Los amantes del rol y el desarrollo personalizado de personajes también van a disfrutar. God of War cuenta con un sistema de desarrollo de equipo mediante dos enanos artesanos que nos proporcionarán armadura y accesorios ofensivos para las armas, así como runas que dotan de capacidades especiales al equipo. Recogiendo materiales podremos desarrollar muchos de estos accesorios y también podremos comprar objetos potenciadores y de curación. Por supuesto, todos los componentes equipados se reflejan en pantalla, un detalle más importante de lo que pueda parecer que nos conecta aún más en esos épicos combates contra los ogros o las brujas.

Cuevas plagadas de cofres y tesoros / Santa Mónica Studios

Audiovisualmente God of War es de lo mejor que puede disfrutarse en una consola actual–obviamente es exclusivo de PS4-. Gráficamente cuenta con detalles que quitan el hipo como el simple balanceo de las ramas de los árboles el cuidadísimo diseño de los protagonistas, pudiendo apreciar desde los poros de su piel hasta unas expresiones faciales hiperrealistas. Además en este campo se sitúa otra de las señas de identidad del título: su continuidad con secuencias sin cortes. Y si hablamos de sonido estaremos envueltos en una banda sonora más que épica a la altura de obras maestras del cine y los videojuegos como Conan y Skyrim, con piezas corales que ponen los pelos de punta. El trabajo de doblaje también es de diez con los personajes principales, aunque en algún secundario la elección del tipo de voz sea algo más discutible por su propia estética o personalidad.


Más actualidad

Hace unos días pudimos asistir a la presentación en España del próximo bombazo exclusivo para Playstation 4: Detroit Become Human, que llegará al mercado el 25 de mayo. Cuenta la historia de un futuro cercano (2038) en el que algunos androides han comenzado a revelarse contra sus propietarios y han dividido la sociedad. En el juego podremos encarnar a tres protagonistas robóticos: Marcus, Kara y Connor, cada uno de ellos con un carácter y una misión programada para que la revolución de las máquinas triunfe o fracase. Adam Williams, guionista principal del juego, nos contó que se trata de un “drama interactivo” en el que las decisiones cambian drásticamente la historia y el camino de cada protagonista; de hecho sólo el primer acto, en función de nuestras acciones puede durar entre treinta minutos y dos horas. Entre sus inspiraciones, aunque suene extraño, se encuentra una obra literaria como Frankenstein.

Esta semana hemos podido probar en profundidad el segundo contenido descargable de Call of Duty World War II, The War Machine. Cuenta con tres nuevos mapas multijugador: ‘Egypt’, donde combatimos junto a la esfinge y a través de espectaculares templos y catacumbas egipcias con opciones a corta distancia en el interior y para el fuego a distancia por fuera, ‘Dunkirk’, mapa ambientado en esta famosa playa con dos zonas bien diferenciadas de edificios para el combate directo y la costa para los francotiradores, y finalmente ‘V2’, una estación de producción de misiles apta para armas de todo tipo gracias a sus zonas abiertas, pasillos interiores y una instalación central con varias alturas. Por su puesto The War Machine incluye un nuevo capítulo de Nazi Zombies esta vez ambientado en una ciudad de Berlín infestada por las criaturas experimentales, y una nueva misión para el modo Guerra con los nuevos combates aéreos. Además hasta el próximo 8 de mayo está vigente el nuevo evento de la comunidad ‘Blitzkrieg’, con seis nuevas armas (mención especial para la devastadora Itra de ráfagas), el modo Guerra Terrestre 9vs9 en mapas amplios, y la posibilidad de jugar en el cuartel general en los modos Caza de Accesorios y Juego de Armas.

Llevamos ya unos cuantos años, demasiados, sin buenos juegos de tenis. Afortunadamente el próximo 17 de mayo llegará AO International Tennis para PS4 y Xbox One. Se trata del juego oficial del Open de Australia y el único título que cuenta con la licencia oficia de Rafa Nadal y Angelique Kerber. Acaba de presentar su editor de jugadores, con el que vamos a poder personalizar su vestimenta y todos los detalles de las raquetas. Y por si el Open de Australia se nos queda pequeño, también contará con un editor de pistas y eventos para montar nuestros propios campeonatos y Grand Slam.

Y finalmente el próximo 7 de junio llegará MotoGP18, el juego oficial del campeonato del mundo de motociclismo en sus diferentes cilindradas. Además de todas las licencias de la competición organizada por Dorna, el juego contará con recreaciones 1:1 de los circuitos participantes, que han sido escaneados mediante drones. Asimismo los rostros de los pilotos han sido escaneados en 3D para reflejar cada uno de sus detalles. Hasta aquí el SER Jugones de esta semana, pasadlo bien.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?