Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 25 de Enero de 2020

Otras localidades

Luminarias que encienden la polémica

La oposición de Sotillo de la Ribera estudia acciones legales que investiguen si la decisión de la alcaldesa sobre la colocación de nuevos puntos de luz beneficia sus intereses personales

Los postes de hormigón para el cableado aéreo y la ubicación de los nuevos puntos de luz han generado la polémica en Sotillo de la Ribera /

La colocación de 20 nuevos puntos de luz en Sotillo de la Ribera ha encendido la polémica. La oposición municipal ejercida por tres concejalas del PSOE sospecha que la alcaldesa, a la que atribuyen en solitario la decisión de elegir las ubicaciones de las luminarias, ha aprovechado esta actuación en su beneficio. Argumentan que una cuarta parte de dichas bombillas alumbrarán propiedades de la alcaldesa, que en algunos casos ni siquiera albergan ninguna construcción, aunque sí se revalorizarán al contar con iluminación pública

Esta ampliación de luminarias forma parte de una mejora que ofreció la empresa Creo Gestores Energéticos, adjudicataria de la renovación con bombillas de led del alumbrado del municipio a través de un contrato que le supondrá al ayuntamiento un coste de 42.363 euros más IVA. En dicha oferta no figuraban los lugares de colocación de los nuevos puntos de luz, que según denuncian las concejalas de la oposición ahora se están colocando a criterio de la alcaldesa, para sorpresa de buena parte del vecindario, que han podido comprobar como uno de ellos se ha situado frente a la vivienda de la alcaldesa. A ellos añaden que en otra calle en la que existen tres viviendas se han colocado cinco puntos de luz pero solo uno de ellos alumbra a una de las casas, mientras que los otros cuatro se sitúan en un campo de almendros, también propiedad de la alcaldesa, cuyo terreno, señalan, se verá revalorizado con esta actuación. Por el contrario existen solicitudes de vecinos que hace tiempo manifestaron la necesidad de iluminación de sus calles que han quedado sin atender.

Las ediles de la oposición están buscando asesoramiento legal para decidir si denuncian judicialmente la colocación de los puntos de luz que benefician a las fincas propiedad de la alcaldesa, en especial estos cinco últimos en los que no hay servicio a viviendas. Covadonga Gironda es una de las concejalas socialistas

Las concejalas de la oposición aseguran que no se ha hecho ningún estudio para determinar cuáles son los lugares del municipio más necesitados de luz, ni se ha consultado con el resto de la corporación la posibilidad de soterrar los cables de suministro para respetar entornos de especial relevancia patrimonial como el cerro de las bodegas subterráneas donde los vecinos están llevando a cabo un adecentamiento general.

Y es que para ubicar las nuevas luminarias ha sido necesario un desembolso a mayores por parte del ayuntamiento de más de 7.200 euros para colocar 12 postes de hormigón de nueve metros de altura que soporten el cableado aéreo, un coste añadido que también desconocía la oposición.

Además de las posibles acciones legales que están estudiando las concejalas de la oposición también está previsto iniciar una recogida de firmas de protesta entre los vecinos y vecinas del municipio. Para la oposición el problema tiene difícil solución una vez ubicados ya los postes, puesto que incluso para las arcas municipales sería más gravoso tener que pagar su retirada y colocación en otro lugar.

Por su parte la alcaldesa argumenta que fue la oposición la que no se molestó en indicar donde era más útil colocar los puntos de luz, por lo que fue ella la que tomó la decisión. Asegura que hay peticiones que no se han podido atender porque supondrían tener que reestructurar otros puntos de luz ya existentes en el municipio. Además indica que el pueblo no tiene suficiente presupuesto para soterrar el cableado de la luz como sugiere la oposición, por lo que hubo que optar por colocar los postes de hormigón. Por lo que respecta a las luminarias que afectan a sus propiedades asegura que ser alcaldesa no tiene por qué impedir que también se atiendan sus necesidades como vecina, cuya vivienda carece de alumbrado público desde su construcción hace una década. Y en cuanto a las luminarias colocadas en un terreno de su propiedad sin edificar apela a razones técnicas para ubicar allí los puntos de luz. Dice que no consideró adecuado llevar los cables por otra calle que está incursa en una investigación provocada por un litigio entre dos partes y que aunque quiso alejar más los puntos de luz de su propiedad la empresa le explicó que no podía colocarse tan espaciados.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?