Últimas noticias Hemeroteca

La #tuithistoria de Javier Ruiz

El mundo gira más deprisa, o más despacio cuando eres joven. Por lo que sea, la lluvia no moja igual cuando tienes 17 años

Lluvia

Estoy comiendo en un restaurante con terraza y empieza a llover a mares. El techado resiste y disfrutamos de un agradable solomillo bajo las gotas de lluvia. Mientras lo degustamos veo a un chavalín llegar a su casa. Está completamente calado. La camiseta blanca le trasparenta la piel. Las zapatillas están completamente inundadas. El pelo largo como recien salido de la ducha.

Le miro y pienso que su parsimonia al andar le certifica como joven. No le importa mojarse, ya se secará, no le importa ir calado, ya se cambiará. El mundo gira más deprisa, o más despacio cuando eres joven. Por lo que sea, la lluvia no moja igual cuando tienes 17 años.

Al día siguiente voy llegando a trabajar y he olvidado el paraguas. Salgo del coche y pienso en el chico. Hoy voy a ser como el chico. Voy a dejar que la lluvia me moje.

Al principio, todo va bien. Disfruto del momento y recuerdo cuando era un crío y me preocupaban muchas menos cosas -o cosas diferentes- a las de ahora.

Pronto empieza a entrarme agua por la nuca, en las botas, se me moja el pelo, la camisa, los pantalones, la mochila... empiezo a sentir escalofríos y me incomoda el agua en los pies.

A punto de cumplir 40 años pienso en cuando tenga 80 -si llego- y en si tendré moral para hacer estos experimentos. El tiempo es como la lluvia y la lluvia como el tiempo. Cada segundo sólo cae una vez y no repite, como las gotas.

Javier Ruiz

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?