Sábado, 16 de Octubre de 2021

Otras localidades

Celta de Vigo

Un Celta unplugged

El equipo de Unzué lleva solo una victoria en los últimos diez partidos de Liga

Isco celebra el 3-0

Isco celebra el 3-0 / Gonzalo Arroyo Moreno (Getty Images)

El Celta está acabando la temporada desenchufado, desconectado, no da ni siquiera para un concierto acústico con guitarra y voz. Es cierto que viene avisando desde hace semanas e incluso meses. Este Celta de Unzué lleva dando muestras de desconexión durante toda la segunda vuelta. Va a terminar la temporada con síntomas de descomposición y de desarticulación de buena parte del camino andado. Si nos aferramos al Unzueismo como forma de vida, podemos decir que el Celta tuvo a tiro al Sevilla durante varias semanas porque el Sevilla, que va por su tercer entrenador, está haciendo una temporada lamentable. Si vemos los números en frío, sorprende ver al resucitado Alavés ya por delante y al Levante a rebufo esperando un nuevo unplugged de este Celta que ya cerró la temporada hace semanas. Ahora está pero no está. Los números sostienen que el Celta de Unzué, desde aquella trabajada victoria 1-2 en Anoeta con penalti fallado por William José, lleva 8 salidas y solamente pudo rescatar un punto en San Mamés en el minuto noventa y Brais. Solamente 1 punto de 24 posibles con un balance de goles de 3 a favor (Mendizorroza, San Mamés y La Cerámica) y 21 goles en contra; lo que supone encajar una media de 3 goles por partido como visitante. El Celta salió goleado en Getafe y Wanda por 3-0, en el Madrigal 4-1 y en el Bernabéu 6-0. Ha encajado 10 goles en las dos últimas salidas y pudieron ser goleadas todavía más escandalosas por las ocasiones erradas por los rivales. Pero para seguir analizando el grado de aterrizaje sin paracaídas del Celta de Unzué, lleva 6 partidos sin ganar, ha empatado los 3 últimos choques que tuvo en su estadio y solamente ha conseguido 1 victoria en los últimos 10 partidos (4-0 al Sevilla).

El objetivo de la permanencia está asegurado, ese es el éxito de este año, pero las sensaciones con las que acaba el Celta unplugged son muy preocupantes. Anunciaba el entrenador navarro que su equipo iba a salir a por todas al Bernabéu; salió valiente, tirando las líneas arriba pero sin presión alguna al rival, sin intensidad, sin repliegue, sin agresividad e incluso sin faltas. Resultado del experimento: el Real Madrid iba 3-0 a los 30 minutos jugando en segunda velocidad, en algo que se pareció a un homenaje a Gareth Bale por ambos equipos.

Queda un partido para que acabe la Liga y, dependiendo de lo que haga el Levante de Paco López contra el Barça y en Balaídos, incluso los blaugranas podrían alcanzar en la tabla al cuadro de Unzué que, actualmente, está en el puesto 13º con 46 puntos. Lo bueno es que solamente le queda un partido a este Celta unplugged. La desconexión está siendo más que generalizada. La cara de Iago Aspas a punto de entrar en el minuto ochenta y tantos con 6-0 en el marcador, esa misma, esa es la cara que tenían ayer miles de celtistas en sus casas o en los bares. Como exclamaba el Faro de Vigo en su portada: ¡Que se acabe ya! 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?