Sábado, 24 de Octubre de 2020

Otras localidades

Real Oviedo

No hay gloria sin sufrimiento

El Real Oviedo se engancha de nuevo a la pelea por el playoff tras vencer 2-1 al Sevilla Atlético. Los azules, que mostraron dos caras bien diferenciadas, pasaron más apuros de los esperados.

Ramón Folch celebra junto a sus compañeros el primer tanto del Real Oviedo ante el Sevilla Atlético.

Ramón Folch celebra junto a sus compañeros el primer tanto del Real Oviedo ante el Sevilla Atlético. / La Liga

Con más sufrimiento de lo previsto, el Real Oviedo se llevó los tres puntos de su enfrentamiento ante el Sevilla Atlético y mantiene vivas sus aspiraciones de jugar el playoff gracias a los goles de Ramón Folch y Christian Fernández. Los azules mostraron una versión ofensiva y convincente durante la primera mitad, donde solo les faltó tener más puntería, pero todo lo contrario se vio en los segundos 45 minutos con un equipo mucho menos incisivo, y hasta en algunos momentos nervioso, algo que a punto estuvo de costarle muy caro. Las estadísticas reflejan que los carbayones realizaron un total 19 remates a portería por los 6 de los sevillanos.

Juan Antonio Anquela quiso repetir la alineación que se mantuvo invicta durante diez jornadas consecutivas, con el regreso al once de Mossa tras cumplir un partido de sanción y de Aarón Ñíguez después del toque de atención de su técnico en rueda de prensa. El ilicitano estuvo muy participativo, fue de más a menos y dispuso de cuatro ocasiones, cada una más clara que la anterior, pero no estuvo afortunado. Y como se pudo observar en tiempos mejores, se desplazaba constantemente hacia la banda izquierda para crear superioridades junto a Mossa y Saúl Berjón, que una vez más fueron los más destacados a nivel ofensivo.

No habíamos llegado a los tres minutos de partido cuando Aarón Ñíguez y Miguel Linares ya presentaron su carta de visita, fueron los primeros avisos de los carbayones, que no perdonaron en la tercera aproximación. Ramón Folch abrió la lata con un disparo raso, con el interior, que entró pegado al palo. El gol llegó fruto de una de las numerosas pérdidas del filial hispalense en la salida del balón y, desde ese momento, el asedio de los de Anquela fue continuo con una gran cantidad de oportunidades, aunque ninguna con el acierto necesario. En una de ellas, David Rocha, de volea, envió el esférico al larguero, previo impacto en un defensa. El lanzamiento encontró en Soriano una respuesta sustentada en los reflejos. El Oviedo no mataba el partido y se fue al vestuario con la sensación de haber dejado con vida a un rival, que apenas mostró oposición y estuvo a merced de los azules.

La segunda mitad comenzó con un ritmo bien distinto, las fuerzas parecían más igualadas, pero aun así, en el minuto 56, Christian Fernández, solo de marca, remató a placer un centro de Saúl Berjón que llegó tras una buena pared con David Rocha en el lateral del área. Y cuando parecía que el encuentro había quedado sentenciado, el Sevilla Atlético, en una acción desafortunada, recortó diferencias debido a un tanto en propia puerta de Folch que, en su intento de interceptar la jugada, despistó a Alfonso e introdujo el balón en el fondo de la red. La mala suerte local fue la esperanza de los visitantes. Y la incertidumbre en la grada se hacía notar. Todavía más cuando los andaluces tuvieron dos acercamientos muy peligrosos, uno de ellos salvado por Diegui prácticamente en la línea de gol cuando Alfonso ya estaba superado. Fueron aproximadamente 15 minutos de sufrimiento, donde alguno se temía lo peor porque el nerviosísimo también llegaba al terreno de juego.

Pero el Oviedo se recuperó mínimamente para dar un par de sustos, los suficientes para desquitarse así de la presión que pudiese haber sobre el césped. Primero Diegui tuvo en sus botas la posibilidad de anotar el tercero, y después fue el turno de Rocha, pero ninguno fue capaz de materializar sendos contraataques. Esas salidas rápidas, sumadas al refuerzo del centro del campo con la entrada de Patrick Hidi, aportaron un poco más de consistencia para encarar el tramo final y evitar así el último empuje de los sevillanos.

¿Y ahora qué? Pues ahora llega el momento más delicado de la temporada. Es un todo o nada, nueva final sin margen de error. Los ovetenses se la jugarán el domingo en el Reino de León (20:30h) contra un rival muy necesitado como es la Cultural Leonesa. Los de Rubén de la Barrera se han metido en serios problemas tras su derrota contra el Nàstic y están obligados a ganar para permanecer en la categoría. Un partido que se perderá Christian Fernández por sanción.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?