Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 17 de Febrero de 2020

Otras localidades

Denuncian a la directora del CEIP San Francisco de Cáceres por supuestos malos tratos a una menor con autismo

La menor presentaba arañazos, moratones y tirones de pelo. Tras el caso de Getafe, la familia decidió colocar una grabadora en su mochila y comprobar también el maltrato psíquico que recibía la niña

Ana Belén Salas, madre de la niña y Ángel Luis Aparicio, abogado /

El juzgado número 7 de Cáceres está tramitando ya la denuncia penal por supuestos malos tratos, amenazas y vejaciones por parte de la directora del Colegio Público San Francisco de Cáceres a una niña de 13 años con autismo y 75 por ciento de discapacidad. La niña acude a clase a un Aula Abierta a la Discapacidad en este centro, con personal especializado: cuenta con un maestro de la especialidad de Pedagogía Terapéutica (P.T.), otro de Audición y Lenguaje (A.L) y un cuidador.

La familia venía sospechando desde hace un año que la menor padecía algún problema y tras recibir tratamiento especializado este verano en Tenerife, confirman que su crispación viene del colegio. Tras los hechos ocurridos recientemente en Getafe, decidieron colocar una grabadora en su mochila durante tres días de mayo y los sonidos corroboraron sus sospechas.

En los audios se escucha cómo una mujer, supuestamente la directora dice "Sal de ahí puta", “Te pareces a la niña del exorcista” o "Te he tenido que pegar". Además del supuesto maltrato psicológico, habría maltrato físico con arañazos, moratones y tirones de pelo, como ha explicado Ángel Luis Aparicio, abogado de la víctima. De hecho, en la grabación se aprecia cómo se indica que si alguien pregunta por alguna de las señales, se responda “que ha ocurrido jugando en el recreo” al tiempo que se entiende cómo dice “que no se entere la madre porque entonces vamos todos a juicio y no es plan”.

La madre, Ana Belén Salas, además presidenta de la asociación AFTEA se encuentra desolada y prevé pedir la baja laboral. Solo pretende evitar que los hechos se repitan y que le permitan mantener a su hija en casa con atención específica al menos durante un año, puesto que escolarizarla en un centro ahora mismo sería muy perjudicial para la menor. Asegura que siente impotencia porque “no hay derecho a que nadie reciba ese trato”, a lo que ha añadido que “ninguna persona con autismo es agresiva. Mi hija como mucho se ha defendido de las situaciones que ha atravesado”, ha puntualizado. “Solo queremos vivir en paz”, concluye.

En esta línea asegura sentirse muy dolida porque siempre ha estado al lado de los profesionales para pedir mejoras en su atención a los niños. De hecho, insiste en la necesidad de formación entre el profesorado e incluso de colocar cámaras de vídeo vigilancia en este tipo de aulas, un gesto por el nadie debería molestarse ya que, señala, “si tú haces bien tu trabajo, te guardas tus espaldas”.

Asegura que el centro y la administración regional sabían lo ocurrido y nadie le ha escuchado. Ella ha enviado varias cartas registradas al colegio comunicado sus sospechas y la respuesta obtenida por la directora es negar los hechos y asegurar que su hija es “inteligentísima”.

“Nos esperan sorpresas”, ha subrayado, pero no ha querido precisar si hay más casos similares en este u otros centros cacereños insistiendo en que ella solo habla por su hija.

El letrado confirma que buscarán todo tipo de responsabilidades penales y civiles y piden que a la directora se la aparte del ejercicio de su cargo de forma cautelar ya que “no se ha tomado ninguna medida disciplinaria”. De hecho, dos profesores, entre ellos el tutor, se dieron de baja en abril e intuyen que podría guardar relación con lo ocurrido.

El próximo 10 de junio tendrá que declarar la docente ante el juzgado. Mientras, la madre ha solicitado una reunión con el Secretario General de Educación, pero desde la Junta le insisten en que se traslade a Mérida para el encuentro y Salas ya ha comunicado que teniendo a su cargo a la niña, le es imposible viajar hasta allí. Le siguen denegando la posibilidad de reunirse en la delegación provincial cacereña, asegura.

La Consejería de Educación confirma a la Cadena SER que ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido y actuar en consecuencia.

En un comunicado aseguran que han iniciado un procedimiento para abrir una información reservada. De confirmarse los hechos, añade, la administración educativa será tajante en su respuesta.

Dicen también que se ha atendido inmediatamente la demanda de la madre que el personal de la consejería ha estado en todo momento velando para que la atención educativa de la menor afectada sea la más adecuada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?