Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

El aulario de La Merced no tiene salida de emergencia por la noche y en fines de semana

Con motivo del periodo de exámenes hemos recogido las reivindicaciones de los estudiantes sobre las bibliotecas de la UMU

Biblioteca Antonio de Nebrija en el campus de La Merced /

Nos encontramos en plena época de exámenes. Más de 30.000 alumnos de la Universidad de Murcia ponen a prueba sus conocimientos... y abarrotan las bibliotecas. ¿Están preparadas las instalaciones de la UMU? ¿Cuáles son las quejas que tienen los estudiantes?

En Radio Murcia-Cadena SER nos hemos desplazado al campus de La Merced para averiguarlo. Nos dicen que hay pocos enchufes para cargar los portátiles, falta mantenimiento los fines de semana o que el WiFi no funciona bien cuando va mucha gente. Así lo explican los alumnos de la UMU.

La vicerrectora de Planificación de las Infraestructuras de la universidad, María Belén López, tomó posesión del cargo hace un mes, con el cambio de rector. Se sorprende al escuchar las quejas de los estudiantes. "De muchas de las reivindicaciones que me comentas me estoy enterando ahora", asegura.

Salida de emergencia en el aulario de La Merced

Ponemos el foco en el problema que con más preocupación nos trasladan los alumnos: Los fines de semana y por la noche en el aulario de La Merced solo hay un acceso. Dicho de otra forma, no hay salida de emergencia.

"Si pasase cualquier cosa, no hay salida de emergencia ni hay nada. Solo hay una salida para todos", aseguraba con temor uno de los estudiantes de la UMU.

Para más inri, la única puerta por la que se puede entrar y salir al aulario está al lado del cuarto de contadores del recinto. Los estudiantes del aulario ya sufrieron un susto en junio de 2015. En el cuarto de contadores se produjo un pequeño incendio que obligó a desalojar el aulario. Eran las doce de la noche y solo estaba abierta una puerta.

La vicerrectora explica que advirtió el problema desde que comenzó en el cargo. Asegura que harán un estudio para solucionarlo.

El WiFi

Una parte importante de los alumnos utilizan un portátil o una tablet como herramienta imprescindible durante el estudio. Pero estos aparatos pierden mucha utilizad si no cuentan con una buena conexión a Internet.

Durante el año, la conexión es buena en los campus de la Universidad de Murcia. Sin embargo, los estudiantes afirman que cuando los aularios se llenan durante la época de exámenes, la conexión es casi inservible.

"El WiFi, sobre todo en las etapas en las que hay más concentración de alumnos, pues va muy mal. No puedes meterte a ninguna página, ni a la página de la Universidad, ni nada", se queja Jose, uno de los estudiantes que frecuenta el aulario de La Merced.

La vicerrectora de Planificación, María Belén López, responde: "A partir de la queja que me estás trasladando, vamos a intentar solucionar el problema. Si no somos conscientes del problema, difícilmente vamos a poder solucionarlo".

Faltan enchufes

Otra de las reivindicaciones que más repiten los usuarios de las bibliotecas de la UMU es la falta de enchufes en las aulas de estudio.

"Considero que habría que poner más enchufes porque todos llevamos aparatos electrónicos y no hay suficientes", explica Arianne, otra de las estudiantes.

Los mismos alumnos de la universidad pública proponen soluciones, de carácter provisional, como reforzar con enchufes regleta las aulas para los meses de exámenes.

Al respecto, López contesta que "poco a poco" irán acondicionando las instalaciones de la Universidad de Murcia. Pero asegura que se trata de un "plan integral de infraestructuras a realizar a corto o medio plazo".

Los alumnos de la Universidad de Murcia también se quejan de la falta de sitio, sobre todo en la biblioteca Nebrija. Durante el día, no se controla el acceso a UMU, los estudiantes no ven con buenos ojos que "gente de otras universidades que no son públicas y de bachiller que ocupan los sitios".

Así mismo, reclaman que el aulario permanezca abierto las 24 horas del día. Actualmente, cierra de nueve a diez de la noche. Una estudiante propone habilitar "dos aulas para que la gente que no quiere salir a cenar, no pierda esa hora".

El mantenimiento es el protagonista del último malestar que trasladan los alumnos. "Los fines de semana fallan las máquinas de café y en los aseos falta papel", aseguran. Reclaman que los sábados y domingos, que son los días de más afluencia de personas en el aulario, se mantengan las instalaciones igual que entre semana.

María Belén López se muestra dispuesta a solucionar las reivindicaciones de los estudiantes. Pero también les hace una petición: que utilicen los canales de comunicación de la universidad. Si les trasmiten las quejas al responsable, podrán ser atendidas.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?