Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El director de tesis de Romaní pidió dinero para una investigación que no existía

El informe final de la UCA revela que Carlos Guillén mintió cuando solicitó 42.000 euros a Aguas de Cádiz

Una de las facturas firmadas entre Romaní y el director de su tesis, Carlos Guillén /

El profesor Carlos Guillén pidió el 25 de enero de 2011 en una carta con membrete de la Universidad de Cádiz 43.000 euros a la empresa pública Aguas de Cádiz como apoyo para un estudio del equipo de investigación oficial de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Cádiz (FQM311) sobre responsabilidad social de la empresa. Era entonces director de tesis universitaria de Ignacio Romaní, concejal del PP y presidente de Aguas de Cádiz. Guillén requería ese dinero "para ayudar e impulsar al equipo" en un asunto "de gran trascendencia social, cultural y económica". Ahora, siete años después,  la Universidad de Cádiz, en un informe entregado este lunes a Aguas de Cádiz, al que ha tenido acceso la SER, ha determinado que Carlos Guillén mintió para pedir este dinero. "Envió esa carta sin el conocimiento de la UCA y sin advertirlo a los miembros de grupos de investigación FQM311", sostiene el documento. Concluye, además, que esos investigadores no conocían ningún estudio sobre esta materia.

Según la investigación emprendida por Aguas de Cádiz, Guillén recibió, al menos, 42.000 euros de Aguas de Cádiz en cuatro pagos desde 2011 a 2015. Los dos primeros se consiguieron con facturas para pagar investigaciones sobre responsabilidad social. Guillén pidió el dinero con una carta con membrete de la UCA, pero lo cobró y facturó a nombre del Observatorio Andaluz Social de la Empresa y de la Asociación de Profesionales de Psicología Social.

Guillén aseguró en la misiva que ese dinero iba a ayudar al equipo FQM311 en su línea de investigación sobre responsabildiad social. En aquel momento Guillén era director de tesis del concejal del PP, Ignacio Romaní, quien presentó y aprobó en 2013 su doctorado, precisamente, sobre este asunto: la responsabilidad social en las empresas públicas de Cádiz. El informe de la UCA demuestra que es falso que Guillén estuviese trabajando junto a ese grupo de investigación en un estudio sobre responsabilidad social. No hay constancia de que así fuese y, en sus declaraciones durante esta investigación de la Universidad, todos los miembros del grupo FQM311 han negado conocer o haber participado en un estudio sobre esta materia.

Tras conocerse la entrega de este informe, el rector, Eduardo González Mazo, en declaraciones a la SER tras un acto público en el rectorado, ha explicado que aguarda ahora un informe final del inspector general de servicios de la UCA, Antonio Peinado. "Sobre ese informe, ya veremos el conjunto de actuaciones que hay que realizar", ha anunciado González Mazo.

El informe corrobora la sospecha de la dirección actual de Aguas de Cádiz de que la empresa pública pagó durante la etapa del PP al director de tesis de Romaní, entonces presidente de la empresa, 42.000 euros, sin que exista justificación de en qué utilizó este dinero. La UCA niega, además, haber participado en unas jornadas sobre responsabiliad social en 2013 y 2014, gasto que justificó los últimos pagos de Aguas de Cádiz a Guillén.

Aguas de Cádiz que tiene encargado un informe jurídico sobre los posibles delitos que se pudieron cometer en la entrega de 42.000 euros a Guillén, sin que exista constancia de qué fin tuvo ese dinero. Un extremo que corrobora este informe de la UCA.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?