Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

La esperanza del Corredor Mediterráneo se llama José Luis Ábalos

El chequeo periódico de las obras, dentro de la campaña #Quierocorredor, dibuja al ministro valenciano como valedor de este eje económico y político del arco mediterráneo

Si no tenemos ya Corredor Mediterráneo es porque estamos ante una cuestión de voluntad política. En palabras de Federico Felix, presidente de Pro-AVE y del lobby FERMED, porque "no pintamos una mierda".

Pero el último chequeo de la campaña #Quierocorredor arroja cierta esperanza: el cambio de gobierno en España. El ministro valenciano José Luis Ábalos se comprometió, en un encuentro privado con el presidente de AVE Vicente Boluda, a mantener el ritmo de ejecución y planificación de las obras e incluso acelerarlo.

Y en cuanto a la situación del trazado en las cuatro autonomías afectadas preocupa el enorme retraso de las obras y la planificación en Andalucía y Murcia, donde además el Corredor ha generado un problema social por el soterramiento de las vías en Murcia; más avanzadas están las obras en Catalunya y Comunitat Valenciana, aunque en el global del Corredor si una obra preocupa es precisamente la que tiene un horizonte más lejano: 2025. El túnel pasante de Valencia. Para reclamar que al menos esos compromisos se mantengan, que el tercer hilo sea solo una solución provisional, seguirán trabajando. Han recogido ya, en la campaña, 70.000 firmas y el 27 de septiembre pondrán, en un acto público en Barcelona, el colofón a otro año de reivindicaciones. Un acto que, como ha explicado Vicente Boluda, pretende ser, como mínimo, tan importante y tan simbólico como fue el de Madrid. Para volver a demostrar que el Corredor Mediterráneo es más que un eje económico, es un eje político, de vertebración, una forma de hacer país.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?