Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Otras localidades

SER Empresarios, el verano como protagonista

La última entrega de la temporada nos acerca a distintos puntos de Asturias para conocer cómo preparan la época estival

Ha pasado medio siglo desde que Los Stop cantaron el auge del turismo en España. Bueno…más bien en la costa mediterránea de España o en las islas Baleares y Canarias. Cuando Mallorca recibía el turista dos millones, Asturias aún no tenía aeropuerto y a la autopista “Y” aún le faltaban diez años para inaugurarse.

Industria y ganadería marcaban una economía en la que el turismo era algo desconocido y un recurso que aún se tardaría mucho en descubrir. 

Han pasado cincuenta años desde la canción, y esa Asturias de chimeneas, minas y vacas se transformado en una región en la que los servicios y especialmente el turismo tienen un peso específico y creciente.

El pasado año Asturias recibió 2,3 millones de visitantes que incrementaron su gasto un 8,2 por ciento y elevaron hasta los 2.200 millones de euros el valor añadido bruto (VAO).

Un turismo sostenible y de calidad; la mejora en las comunicaciones terrestres y el aumento de las conexiones aéreas consolidan Asturias como uno de los principales destinos del veraneo en España. Y en eso tienen mucho que decir los municipios.

Por eso, en esta última entrega de la temporada de SER Empresarios, queríamos acercarnos a una serie de concejos que resumen los modelos turísticos de Asturias. Gijón, Avilés, Llanes, Castrillón, Gozón, Carreño, Corvera e Illas son algunos ejemplos de por qué el turismo ha eclosionado en Asturias.

Y comenzamos en Gijón. Josu Alonso.

Gijón, con tasas de ocupación cercanas al 90%, afronta una nueva época estival con optimismo. Capital de la costa verde, su verano es uno de los más demandados tanto por asturianos como por turistas. Traducido a números la ciudad supera el millón y medio de visitantes con un sector que aporta el 9% del PIB, unos 340 millo­nes al año. Jesús Martínez Salvador es el concejal de Festejos.

A las que se suma el Jardín Botánico, la Feria Taurina, el Festival de la Sidra o la Feria de Muestras. Un variado programa que hace que se cumpla la máxima de que en Gijón no hay día sin plan.

Con cinco playas urbanas y cinco rurales hay que añadir las romerías o la cultura. En el municipio más poblado de Asturias puede ser difícil quedarse con una sola fiesta aunque el concejal lo tiene claro. 

Avilés ha sabido aprovechar los recursos propios y los de la comarca para haberse convertido en un destino turístico y no solo en un lugar de paso. Su casco histórico; el teatro Palacio Valdés y el Niemeyer; la tradición pesquera Y la proximidad del aeropuerto han convertido a la villa en un referente cuyo camino se dirige hacia la especialización.

La prevsión para este verano corrobora el crecimiento del sector: aumentará el número de días de estancia, con una media de cuatro jornadas, así como en el índice de gasto. Manuel Campa es el concejal de Promoción de Ciudad y presidente de la Mancomunidad.

El turismo idiomático es una nueva baza que se jugará con la apertura de la Fundación Avilés Enseña para los extranjeros que quieren aprender español. Una propuesta que ya forma parte de la promoción turística de la ciudad en el marco del Paraíso Natural y la España Verde.

Hoy comienza la séptima edición del Celsius 232; luego vendrá el Festival Intercéltico y en agosto, antes de las fiestas patronales de San Agustín, habrá mucha música como La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La MODA) que sonará en el Niemeyer el 24 de agosto en la segunda edición de Las Músicas.

Hablar de Llanes es hablar de arenales, montaña y un potente programa cultural. Situada en la zona oriental, cuenta con una ruta que discurre por uno de los ríos más cristalinos de Asturias, las foces del Casaño o rutas de turismo activo a través de los Picos de Europa. Enrique Riestra es su alcalde.

La música es otro de los atractivos. Recién culminado el festival Vive Llanes, el concejo cambia el chip dejando paso a la música clásica.

Con algo más de 22.000 habitantes, Castrillón es uno de los concejos con más renta de Asturias, superando la media regional. La presencia de Asturiana de Zinc ha marcado el devenir de este municipio en el que se encuentran algunas de las playas más visitadas de Asturias. Salinas es su referencia veraniega y la que ha convertido a Castrillón en un destino codiciado con tres patas bien ancladas en el ámbito turístico.

El primer apoyo está en sus arenales. No en vano, como señala la concejala de Turismo, María del Mar González, Castrillón es conocido como el concejo de las siete playas.

La influencia de las playas ha generado el segundo pilar turístico de Castrillón: los festivales.

La tercera pata se ancla en la historia, en los orígenes: de Asturias y de la industria minera.

Gozón es sinónimo de Cabo Peñas, entorno declarado paisaje protegido en 1995. Son algo más de 19 kilómetros de espacio natural coronados por su faro, el más importante y de mayor alcance del litoral asturiano y cuya lámpara se dio a conocer en la Exposición Universal de Barcelona de 1929. El impacto del equipamiento y la zona lo explica el alcalde Jorge Suárez.

Capacidad para más sí pero desde el consistorio señalan el elevado coste de la limpieza de los 17 arenales del concejo. Tenerlos listos para el visitante implica un gran número de medios humanos y económicos. Una situación para la que el regidor asegura no están preparados.

¿Tiene Gozón algo más que sus playas? Indudablemente sí. La cultura se abre paso con mezcla de festividades tradicionales y más populares.

En Carreño el turismo es uno de los motores económicos del concejo con un sector servicios que supone algo más de 37% de los empleos generados; tan solo a 7 puntos de la industria que se sitúa en la cabeza con un 44%. Los números visibilizan un cambio en la tendencia natural de la zona debido, entre otras cuestiones, al trabajo realizado desde el consistorio. La acciones futuras se encaminan al deporte adaptado, la sidra o el productor estrella; las marañuelas. Su alcaldesa es Amelia Fernández.

Hemos recorrido la costa, pero en Asturias no podemos obviar que el gran despertar turístico nació en el interior. Fue la Rectoral de Taramundi la que en 1986 se convirtió en el símbolo del imparable crecimiento de la marca “Asturias, paraíso natural”. Un paraguas bajo el que concejos con más dificultades de promoción turística han encontrado resortes para descubrir sus recursos.

Corvera es un ejemplo. En el concejo con mayor concentración industrial de España, sin playa y sin montaña, también se puede hacer turismo. Su gran recurso es deportivo y su gran activo el Pantano de Trasona. Iván Fernández es el alcalde de Corvera.

Y vamos a cerrar este recorrido en el sexto concejo más pequeño de Asturias. Illas apenas llega a los mil habitantes y en verano duplica su población gracias a una propuesta que se basa en la naturaleza y la gastronomía. Una oferta que ha merecido incluso escapadas reales como la realizada por la reina Leticia. En Illas, el verde y el queso de la Peral son dos fundamentos turísticos como señala su alcalde, Alberto Tirador.

Con la gaita de Tejedor llegamos al final de este último Ser Empresarios de la temporada en el que hemos podido comprobar como el impacto del turismo crece de forma constante en un paraíso natural que este año cumple 1.300 años como reino.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?