Lunes, 26 de Agosto de 2019

Otras localidades

Canfranc, la lucha de un pueblo

La Coordinadora por la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Oloron (CREFCO) cumple 25 años y ha convocado una concentración en la boca del túnel internacional

La Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón ha regresado a la estación internacional de Canfranc para pedir la reapertura y modernización de la línea Zaragoza-Canfranc-Pau. Este  año, bajo el lema "Canfranc lucha de un pueblo”.

Se da la circunstancia de que, este año, la Coordinadora cumple 25. Por ese motivo la concentración, además de ser un acto reivindicativo, ha sido un homenaje a las personas, organizaciones y entidades que antes del nacimiento de CREFCO en 1993 ya reivindicaron también esta comunicación ferroviaria con el norte de Europa. También era un reconocimiento a todos los ciudadanos que a lo largo de este cuarto de siglo han secundado las movilizaciones convocadas por esta organización que engloba a sindicatos, grupos ecologistas, asociaciones vecinales o ciclistas.

Se invitaba especialmente a SIPA, asociación integrada en Crefco,  que organizó la primera movilización en 1975, a los sindicatos y partidos políticos que convocaron las de 1977 y 1978, así como a los ayuntamientos de la línea y a la Federación Aragonesa de Municipios Comarcas y Provincias. Ellos fueron protagonistas, en 1988, de la mayor movilización por la reapertura habida hasta la fecha.

La concentración se ha desarrollado este año en un ambiente de moderado optimismo por el impulso que recibió la reapertura cuando la región Nueva Aquitania reabrió 25 kilómetros de vía férrea. Pero en Crefco no quieren que ese optimismo pueda hacer pensar que todo está conseguido, ya que falta lo fundamental: el acuerdo formal entre España y Francia. “Incluso en ese caso tendríamos que seguir vigilantes ―ha indicado el portavoz, Javier Garrido― pues tenemos grabado a fuego en nuestra memoria aquel acuerdo de ambos gobiernos en la cumbre de Santander del año 2000, que decía que el Canfranc se reabriría antes de 2006, que quedó en nada cuando el Gobierno francés anunció que se volvía atrás y precisamente el mismo día en que se inauguraba el túnel carretero de Somport”.

Actualmente el túnel es atravesado diariamente, de media, por 362 camiones. Transitan  por las carreteras de los valles de Canfranc y Aspe, especialmente angosto, creando problemas de todo tipo a la población allí asentada y que vive principalmente del turismo de naturaleza.

"Otro tema que nos preocupa es que, justo en este momento, se haya resucitado la idea de la Travesía Central del Pirineo, porque ni la demanda existente o previsible en las próximas décadas justifica la inversión, ni en Francia se contempla esta hipótesis", añadía el portavoz de CREFCO.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?