Miércoles, 12 de Agosto de 2020

Otras localidades

Mario Ocaña

‘Arte en la playa’

La Línea de la Concepción

Hacía tiempo que no bajaba a Getares pero este año no he podido dejar de sorprenderme con la muestra de arte contemporáneo que, a falta de título y cartelería que lo califique, me permito titular Restos de Naufragios.

A lo largo de la playa, desde más allá de la desembocadura del Pícaro hasta la parada de los autobuses municipales, complejas estructuras en madera, maromas y metal constituyen espacios que, delimitados por líneas que se entrecruzan, crean ámbitos minimalistas y, al mismo tiempo, claustrofóbicos. Elementos sustentantes y sustentados. Una estructura arquitrabada que, en si, recoge los principios básicos de la arquitectura. Simbolo, piensan los espectadores que las contemplan en bañador o biquini, de las estrecheces de las bodegas de un barco y de la ansiedad que siente el ser humano cuando vislumbra la angustia del embarrancamiento en la costa.

La obra tiene, además, un amplio sentido histórico para aquellos que conocen la historia de la rada de Getares en la que han venido produciéndose naufragios desde el año de María Castaña. Resulta, por tanto, sublime y al mismo tiempo innovador, el afán de los organizadores de la exposición al aire libre, al querer conectar por medio de los volúmenes compactos el pasado y el presente de la actividad marinera de la bahía de Algeciras, así como la conexión de la ciudad y la mar.

Los elementos de la exposición tienen un alto valor interactivo: algunos habituales de la playa los usan a modo de sombrilla, desplazándose en torno a los elementos verticales sustentantes a medida que la Tierra gira en torno al astro rey; otros, más utilitaristas, hacen usos de los elementos estructurales como lugar de depósito de ropa, bolsas, neveras, sillas plegables o sombreros de paja. Los niños se suben a las vigas como si de rompeolas se tratase a pesar de los gritos de algunas madres que no entienden el concepto del vanguardismo participativo de sus hijos.

Restos del Naufragio, excepcionalmente, rinde homenaje al arte erótico clásico por medio de un enorme elemento que, dotado de vida propia, emerge, a pocos metros de la orilla, y , oscilando con el vaivén de las olas - dando pantocazos, que diría un castizo - sube y baja recordando aquellos atributos fálicos que hicieron famoso a Priapo entre los mitos de la Antigüedad.

Lamentablemente no hay en todo el arco de la playa de Getares ningún cartel que informe a cerca de quienes son las autores de obra tan vanguardista. Tampoco se sabe que instituciones son las responsables de tan magnífica puesta en escena. Unos dicen que la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras; otros que la Capitanía o incluso el Ayuntamiento, pero eso sería raro ya que no se ha publicado ninguna foto de la inauguración.

El otro día, mientras me tomaba una cañita, decía uno que vive en la playa que el maderamen de la orilla eran las mejilloneras que arrastró un temporal en febrero encallándolas en la playa y que todavía no las quitado nadie a pesar de que se comen media playa y molestan un montón. Pero yo no me lo creo. Que poca sensibilidad ante tanta belleza. Qué desprecio al arte de vanguardia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?