Viernes, 06 de Diciembre de 2019

Otras localidades

“Todos hemos sido socializados en la LGTBI-fobia y el machismo”

Toño Abad, secretario general de Diversitat, ha hecho un repaso del estado de la lucha por los derechos LGTBI

Estamos en plena semana grande del Orgullo LGTBI en Alicante, una ciudad cuyo activismo social tiene la pretensión de convertir en una referencia en el Mediterráneo. A La Radio al Sol se ha acercado Toño Abad, secretario general de la entidad Diversitat, para mantener una animada charla con el equipo del programa, sin tapujos y con las ideas muy claras.

Comenzamos recordando la discriminación que él mismo padeció desde pequeño y quiso dejar plasmada estos días en su cuenta de Twitter. Toño insiste en que nadie está exento de presentar comportamientos discriminatorios, aunque pertenezcan a un colectivo oprimido. Añade que los comportamientos opresores se producen a distintos niveles, en función de si se encaja más o menos en la norma construida por el patriarcado.

Existen en diverso grado comportamientos homófobos y machistas en personas LGTBI como hay machismo en las mujeres, explica Abad, porque todos nosotros sin excepción "hemos sido socializados en la LGTBI-fobia y el machismo", nadie es del todo ajeno a esa educación. En ese sentido, es importante educar en el "respeto a la diversidad" desde la escuela, porque las conductas discriminatorias aparecen a edades muy tempranas.

Haciendo un repaso por la historia reciente de España, recuerda Abad que la ley de amnistía de la Transición "excluyó a los presos homosexuales, la democracia comenzó discriminando a los LGTBI". La situación en nuestro país ha sido atroz durante años, aunque actualmente se ha avanzado en la aceptación e integración de la diversidad sexual y afectiva. El mayor logro, para el secretario general de Diversitat, es haber conseguido "convencer" al sujeto potencialmente opresor de que debía solidarizarse con la causa. No obstante, es consciente de que queda "mucho camino por recorrer". Preguntado por las barbaridades perpetradas contra el colectivo durante años mantiene que, a pesar de todo, el activismo social debe concebirse en positivo, "desde el afecto" y le cuesta construir un discurso reivindicativo desde el resentimiento, "a la contra".

Este fin de semana finaliza la programación que comenzó el día 12 de julio, este año dedicada especialmente a las personas más vulnerables del colectivo, que suelen ser las siglas más invisibilizadas, las personas trans e intersexuales. El Orgullo se despide de Alicante hasta el 2019 y lo hace por todo lo alto, con la gran manifestación ciudadana e inclusiva que recorrerá las calles del centro este sábado 21. Una marcha que desde Diversitat se espera que sea "multitudinaria, crítica, reivindicativa" y sin mercantilizar por las empresas.

Últimamente, se ha asistido a la pérdida gradual del sentido combativo de la reivindicación y a la instrumentalización del Orgullo para obtener beneficios económicos de esa lucha por los derechos. Al mismo tiempo, se ha aprovechado para lavar la imagen de dichas empresas, un fenómeno denominado pinkwashing. Evitar ese tipo de patrocinios oportunistas es algo crucial para conservar el carácter crítico e independiente de la manifestación, algo que para Toño Abad ha sido todo un éxito en esta convocatoria.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?