Miércoles, 27 de Enero de 2021

Otras localidades

El CES cree "imprescindible" la reforma de la financiación y pide que se elimine el 'statu quo'

El CES destaca que el FLA es un instrumento creado ante un estado de "emergencia" pero advierte que "no resuelve los problemas de desequilibrio financiero"

El CES cree "imprescindible" la reforma de la financiación y pide que se elimine el 'statu quo'

Europa Press

El Consejo Económico y Social de la Región de Murcia (CESRM) ha considerado "imprescindible" la reforma del sistema de financiación autonómica y ha mostrado su respaldo al Gobierno regional en aspectos como la eliminación de la cláusula del 'statu quo'; el respeto a los principios de suficiencia y equidad; y que la Administración General del Estado asuma la parte de deuda pública atribuible al déficit de financiación de la Comunidad.

En la Memoria de la situación socioeconómica y laboral correspondiente al 2017, el CESRM reconoce la "difícil situación de la hacienda regional", lastrada por un déficit estructural que "sobrepasa anualmente el objetivo fijado en la senda de estabilidad presupuestaria, incluso en estos últimos años en los que aumentan los ingresos por la mejora de la economía".

Asimismo, remarca la "grave situación de vulnerabilidad por el excepcional volumen de deuda pública acumulada, creciente a su vez, ante un escenario de tipos de interés al alza". Así, destaca que esta situación "solo se ha podido sostener por la aportación del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), probablemente una de las más importantes y beneficiosas medidas aprobadas durante los años de crisis económica".

El CESRM destaca que el FLA es un instrumento creado ante un estado de "emergencia" en apoyo directo de las administraciones territoriales para proporcionarles liquidez, e indirectamente a sus proveedores, pero advierte que "no resuelve los problemas de desequilibrio financiero". Además, advierte que la magnitud de la deuda pública "no es sostenible a medio y largo plazo".

Es este reconocimiento, según el Consejo, "es el primer paso para estudiar una solución definitiva que se ha de abordar en el marco del nuevo modelo de financiación autonómica, cuyo retraso sobrepasa los límites de lo razonable".

Aunque no todo el déficit que se genera proviene de la unánimemente admitida infrafinanciación que aporta a la Región de Murcia, el CESRM aclara que "es una causa importante del mismo y también del elevado saldo pendiente de amortizar de la deuda pública regional, por lo que resulta imprescindible emprender cuanto antes las negociaciones para su aprobación".

El CESRM recuerda que, hace unas semanas, el Gobierno regional anunció su posición en aspectos fundamentales del sistema de financiación como, por ejemplo, la desaparición del 'satutu quo', cláusula de garantía para que ninguna comunidad autónoma pierda recursos con el nuevo sistema y origen primordial de las graves desigualdades de financiación por habitante que ocasiona históricamente.

Asimismo, el Ejecutivo autonómico se posicionó a favor del respeto a los principios de suficiencia y equidad, de tal forma que el modelo asegure adecuadamente las competencias asumidas por cada comunidad autónoma y equipare el nivel de recursos por habitante que perciben; y que la Administración General del Estado asuma la parte de deuda pública atribuible al déficit de financiación de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

Pues bien, el CESRM comparte "plenamente" tales principios y manifiesta su apoyo al Gobierno regional en la defensa de los mismos, "que deben conducir a un nuevo modelo que corrija el histórico déficit de financiación que se padece". A su juicio, es "inaplazable abordar la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica pero no es descartable que de nuevo se posponga, al igual que ocurre con otros graves problemas de la sociedad española, a la espera de un marco político más estable".

En su opinión, "sería conveniente que las organizaciones políticas desligaran ciertos temas de la controversia partidista, aquellos en los que sería necesario alcanzar mayorías sólidas que decidieran, durante al menos una generación, cuestiones esenciales para el futuro de la sociedad con independencia del partido o partidos que gobiernen".

En el proceso de negociación del nuevo modelo de financiación autonómica, el CESRM estima que sería conveniente revisar con profundidad su componente tributario.

Un reciente trabajo del Consejo lo considera "complejo" por el conjunto de fuentes a aplicar y el entramado de tributos configurado por los cedidos, de algunos solamente la recaudación pero en otros con capacidad regulatoria de las comunidades autónomas, y los tributos propios sobre los que tienen potestad normativa para su creación dentro de ciertos límites.

El CESRM advierte que el sistema soporta tensiones actualmente. En ciertos ámbitos se considera que genera problemas de gestión a las empresas de ámbito nacional por el voluminoso caudal normativo que se ha desarrollado sin que, por otra parte, la recaudación tenga una relevancia acorde a su complejidad, y origina distorsiones de la competencia.

Desde otros, añade, "se le achaca que causa inequidad por las grandes diferencias de tributación que, ante hechos imponibles de naturaleza similar, produce según la comunidad autónoma donde se devengue el tributo".

El CESRM recuerda que "es un principio del modelo de financiación autonómica la corresponsabilidad fiscal de las comunidades autónomas". Para ello, señala que es "imprescindible" la autonomía tributaria, dentro de los términos establecidos en el marco jurídico del sistema, y consecuentemente surgen las diferencias referidas.

Ahora bien, si los ciudadanos y las empresas no perciben que el mayor esfuerzo tributario al que pueden estar sometidos en las comunidades autónomas de más presión fiscal, provocada por el ejercicio de esa autonomía, no conlleva servicios públicos más eficientes y de superior calidad en su región, la sensación que queda es que "el modelo de descentralización territorial ocasiona desigualdades injustificadas y probablemente también desafección hacia el mismo", remarca.

Por ello, cree que sería conveniente una revisión del conjunto tributario en la que se realice "una homogeneización de ciertos extremos, mínimos y máximos recaudatorios ante hechos imponibles iguales en las comunidades autónomas, dentro de los que se aplicaría la autonomía fiscal".

En el mismo sentido, pudiera ser interesante simplificar el catálogo de tributos propios de las comunidades autónomas para poner el foco de atención en aquellos de mayor impacto recaudatorio, y procurar más simplicidad administrativa.

También en los impuestos medioambientales, que son los que mejor permiten establecer una relación clara entre el agente que causa la contaminación y el pagador pero cuyo efecto en términos de ingresos es muy limitado hasta ahora.

Todo ello reforzando el principio de progresividad que debe regir cualquier sistema tributario moderno.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?