Martes, 17 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El albergue de Campano en Chiclana podrá acoger hasta 700 inmigrantes

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, defiende la atención humanitaria del Gobierno

Instalaciones del Centro de Atención a Inmigrantes Campano en Chiclana de la Frontera (Cádiz) / ()

Las instalaciones de Campano, en Chiclana (Cádiz), podrán acoger hasta 700 inmigrantes de paso. Es la previsión del Gobierno central para este centro de acogida temporal de personas, que trata de evitar las imágenes de polideportivos o naves en precario llenas de gente. "Queremos dar una atención digna, igual que la que nos gustaría recibir a los españoles si nos vamos fuera en similares circunstancias", ha explicado la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, en su recorrido por este recinto.

Campano es un gran albergue gestionado por la comunidad salesiana, que ha alquilado parte de estas instalaciones a Cruz Roja, que cuenta con subvenciones gubernamentales para ello. Cruz Roja será la entidad que gestione este centro, con lo que le será más fácil atender a los inmigrantes agrupados, que en distintas ciudades y en diferentes centros sin las mínimas condiciones.

Las primeras 270 personas han llegado de los polideportivos de Jerez y Cádiz. Es intención del Gobierno que Campano elimine el uso de polideportivos, al menos, fuera del Campo de Gibraltar. Ofrece mejores instalaciones y, al ubicarse en una zona rural, aislada de otras casas y viviendas, se podrá realizar una atención más íntima y reservada.  Servirá para que los inmigrantes tengan un espacio temporal de alojamiento. Recibirán comida, cama y tratamiento psicológico, además de ayuda para ponerse en contacto con sus seres queridos y organizar su traslado.

El colegio, con pistas deportivas y piscina, seguirá funcionando. Pero no serán usadas por los migrantes. "Esto no es un hotel de cinco estrellas", ha aclarado la ministra. Las instalaciones quedarán divididas por una valla sin visibilidad entre una zona y otra. Las mujeres estarán con los niños en uno de los edificios y los hombres vivirán en cabañas.

El Gobierno, además, habilitará esta semana el edificio Crinavis en San Roque el punto de desembarque común para todas las embarcaciones. Salvamento Marítimo llevará, en principio, a las personas de todas las pateras rescatadas hasta allí para centrar la atención inicial y el pase a disposición policial.

Con estas dos medidas, la de Campano y Crinavis, quedará centrada la atención y se optimizarán los recursos. Se evitará así, o al menos se pretende, la habilitación de pabellones deportivos, o que inmigrantes tengan que dormir en barcos o en naves en puertos.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, que ha recorrido las instalaciones de Campano junto con autoridades como el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, o el alcalde de Chiclana, José María Román, ha asegurado que esta es la mínima respuesta que puede darles el Gobierno. Es una atención que contrasta con los mensajes que los lideres del PP y Ciudadanos están ofreciendo sobre la inmigración. Valerio se ha mostrado especialmente crítica con la alerta de papeles para todos hechos por Pablo Casado.

Ha lamentado que hagan un uso "partidista" con el fenómeno migratorio y, "con falta de altura de miras" y "falta de respeto a los derechos humanos", busquen "un camino hacia la confrontación" entre los españoles y "personas que necesitan una ayuda humanitaria y que están viniendo a nuestras cosas".

Valerio se ha comprometido además a un plan de contingencia de 30 millones de euros como máximo. Espera no tener que agotarlos. No hacerlo significaría que la situación ha mejorado.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?