Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Orozco está convencido de que las 3 imputaciones que le quedan serán archivadas

Reflexiona sobre “los que en el año 2015 me juzgaron: Esquerda Unida, BNG, Ciudadanos, Lugonovo, y que callados están ahora y el PP también"

Orozco con Pedro Sánchez /

El ex alcalde de Lugo, el socialista Xosé López Orozco, se ha mostrado convencido, en una entrevista en RADIO LUGO-CADENA SER, que las tres imputaciones que pesan sobre él serán finalmente “archivadas”.

Luego de haber sido desimputado hasta en cinco ocasiones, y ahora que la fiscalía pide a la audiencia provincial que se le exonere en la pieza de la grúa, dentro de la operación Pokémon que lleva la jueza del uno Pilar de Lara, Orozco mantiene que “no quepa ninguna duda, que los tres casos que me quedan se van a archivar”.

Se le investiga en otra de las piezas de esta operación, que escudriña la supuesta adjudicación irregular de concesiones públicas, en concreto en lo que se refiere a la ORA, también en otra investigación sobre el nombramiento de una funcionaria del concello para llevar la asesoría legal, y en el Garañón.

Aunque confiesa su “tranquilidad”, y que será desimputado en dichas causas, no duda en reponer que se siente “dolido” por el mismo, por su familia y amigos, y por sus alumnos al recordar que daba clases de ética (es catedrático de filosofía), “y por lo que se decía que no era ético eso me dolía a más no poder”.

Tras esta sucesión de archivos, Orozco reflexiona sobre “lo que van a opinar los que en el año 2015 me juzgaron: Esquerda Unida, BNG, Ciudadanos, Lugonovo, y que callados están ahora y el PP también”. “Deberían pedirle disculpas a la sociedad de Lugo por lo que hicieron injustamente a una persona en la que habían depositado su confianza (los lucenses)”, reconvino.

Con todo, el ex alcalde asegura que volvería a hacer lo mismo, “hacerse a un lado” para que finalmente fuera investida la alcaldesa socialista, Lara Méndez, ante la falta de apoyos de los otros grupos municipales.

En cuanto al Garañón, las torres a los pies del parque Rosalía de Castro paralizadas por la justicia, ha afeado que no se explica “como se puede tener a un alcalde investigado sabiendo que lo que hicimos fue rebajar la edificabilidad”.

“Me dediqué durante un tiempo a buscar en Google, que es la enciclopedia moderna de hoy, a ver en cuantos lugares había eso tan raro de rebajar edificabilidad en una parcela. No encontré ninguno. Solo conozco el caso de Lugo. Y por un convenio que en vez de aumentar la edificabilidad se bajase, raro parece”, concede.

Y es que aunque, después de tantas investigaciones que le han salpicado, no considera que se haya producido una persecución hacia su persona, por parte de la justicia, aunque sí que admite cierta “fijación”. “Yo no me atrevo a decir que me sintiese perseguido, sí que siento una fijación hacia mi persona”, zanja.

Finalmente, en cuanto al PSOE no oculta su “preocupación” después de que se rechazara en el congreso no aumentar el déficit en el techo de gasto para el próximo año.

Esto le lleva a concluir que esto significa que el gobierno socialista “está atado de pies y manos de unos partidos que no tienen como objetivo servir a la ciudadanía”. “Me preocupan esos compañeros de viaje, y sí las cosas siguen así, sí la capacidad de diálogo que tenemos (los socialistas) no se ve reflejada por la otra parte habría que convocar elecciones”, sugiere finalmente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?