Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

SOCIEDAD

El taxi analiza la nueva ordenanza y los retos a los que se enfrenta

Apoyan la huelga decretada en otras ciudades de España

Juan Antonio Egea, presidente de la Asociación Gremial de Auto Taxi. /

 El Ayuntamiento de Almería aprobó definitivamente, con los votos favorables de PP, PSOE y Ciudadanos y la abstención de Izquierda Unida, la nueva Ordenanza Reguladora del Servicio Municipal del Taxi. La aprobación, que se produjo hace unas semanas ya ha sido “bendecida” por los profesionales del sector que recuerdan que el anterior Reglamento “databa de hace 25 años, concretamente de 1993”. Quien lo explica así a La Voz de Almería es Juan Antonio Egea, Presidente de la Asociación Gremial de Auto Taxi de Almería. Asegura que “nosotros lo esperábamos como agua de mayo, entre que se creó el borrador consensuado entre las asociaciones y luego pasó por la Junta de Andalucía, hay alegaciones de competencia que suele hacer, objeciones a lo que les llega. Pero bueno, el abogado del Ayuntamiento también les contestó y hay algún punto que sí ha tenido que modificarse. El reglamento se ha hecho muy similar al reglamento andaluz y se ha adecuado a la capital”. Conclusión para el sector: “era lo que se necesitaba”.


La subida del gasoil
Uno de los temas que preocupan al sector es la lógica subida de los costes. Y la idea del Gobierno de Pedro Sánchez de incrementar los impuestos al gasoil es una clara amenaza para el sector del transporte y por ende al del taxi. Para Egea claro que al sector le preocupa. "Es una faena porque si ahora parece que estamos empezando a levantarnos… más gastos y esa subida te puede llevar a tener que gastar 200 euros más de gasoil al mes”.

Los profesionales defienden que su “margen de beneficio es pequeño” por lo que si esa idea se mantiene los taxistas tienen claro que “habrá que unirse y ver cómo se puede hablar con el Gobierno para que se de alguna solución porque no sería normal”. El presidente de la Gremial es consciente de que “todos sabemos que hay que buscar energías limpias, con gas licuado, gas natural, coches híbridos, coches eléctricos… pero no hay en Almería dispositivos y la autonomía de esos vehículos es, de momento, pequeña”. En definitiva, “si vas a dar cuatro o cinco carreras y tienes que ir a enchufarlo a un punto de recarga pues no es rentable”.

 

Novedades para todos
Al margen de esa importante norma, el sector se fija en los retos que tiene por delante y en lo que va a suponer adaptarse a “algunas novedades”. Es el caso de la indumentaria de los conductores. Desde el sector defienden una “mejora” que pasa por “un no a chanclas, camisetas de tirantes, bañadores… eso a día de hoy alguno queda, y por eso la Junta Directiva luchamos para que no se de esa imagen a los usuarios”.

Un tema que “afecta a todos, no es decir vamos a llevar un uniforme, pero las VTC que aún no operan en Almería eso sí lo tienen más regulado. Es verdad que hay que ir con algo adecuado como vestimenta. Hemos luchado mucho por eso estos años atrás. A quien hemos visto, pues les hemos dicho: esto debería cambiarse. Si llegas al aeropuerto y vienen turistas y los recibes en bañador…pues no, eso no”.

 

Algo similar ocurre con la limpieza en los vehículos que “también es muy importante. Volvemos a lo de la indumentaria. Por normal general la limpieza es buena y es verdad que no hay que limpiarlos todos los días, pero ya sabes que en las paradas el taxista siempre está pendiente del coche, de limpiarlo un poco porque es nuestro modo de trabajo”.

 

Apoyo a la huelga
A la provincia todavía no han llegado las conocidas plataformas Uber o Cabify, como en la mayoría de las pequeñas ciudades, pero “sí es verdad que existe una sobresaturación de licencias VTCs en nuestra provincia muy por encima del ratio 1/30 que marca la ley”, en manos de diversas empresas de transportes que operan en Almería, y por todo esto, el sector del taxi mira “con recelo” lo que está ocurriendo en grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Para Egea “la competencia no es mala pero siempre que sea en igualdad de condiciones” por lo que insiste en una idea que el sector del taxi pide desde la llegada de esas licencias “que cada uno tenga su reglamentación tal y como se especifica. Las VTC tienen que estar en su base y acudir cuando se les llame, pero vemos que eso no pasa en muchas ocasiones”. Los taxistas recuerdan que los conflictos “no han empezado por nuestra parte” y lamentan que “hay vídeos por ahí que ves a los conductores de VTC a cien metros de la parada de taxis, o en las zonas de influencia de hoteles, estaciones o aeropuertos, y eso no lo pueden hacer. Y encima les preguntan y dicen que no tienen que dar cuentas de cómo se ganan el pan”. Falta una regulación clara y por eso reivindican el mismo trato, en todos los aspectos. “Si lo hicieran bien, ni el propio conductor de la VTC ni el cliente tendrían nada que temer, si no tienen nada que tapar, no meterían las maletas a la carrera ni saldrían de allí cuanto antes, es tan fácil que cuando les pidan los registros de servicios los entreguen”. Por eso, desde respaldan los paros convocados en Madrid y Barcelona.

 

No hacen falta más licencias
Según los datos del Ayuntamiento de Almería, actualmente hay concedidas 284 licencias para taxis de las que doce son para de vehículos adaptados, es decir los que cuentan con siete o más plazas y pueden ser utilizados por personas con movilidad reducida ya que son capaces de albergar plataformas y elevadores para sillas de ruedas.
Según afirma Juan Antonio Egea, el Presidente de la Asociación Gremial de Auto Taxi de Almería, “a día de hoy, no hacen falta más licencias en la capital”porque “yo creo que se cubren los servicios bien y además, ahora con el Reglamento que es para muchos años y la Ordenanza, que es la que va actualizándose cada poco tiempo, la demanda está cubierta”.

 

Menos robos
Algo que se ha “estabilizado” y en este caso “para bien” es el número de robos que sufren los profesionales del sector del taxi. Unas cifras que ahora son “por fortuna, muy pequeñas” pero que muestran que este trabajo “también tiene sus riesgos, aunque perezca que no”. Juan Antonio Egea es bastante claro en este asunto. Recuerda que el taxista “mete en el coche a alguien al que no conoce de nada”. Pero, “por suerte, en Almería no padecemos muchos robos y también es verdad que muchas veces no se habla por no preocupar a las familias principalmente”. “Eventualmente hay alguno, pero que si te ponen un cuchillo para llevarse 40 euros… nosotros no llevamos mucho dinero. Es verdad que no es muy habitual, ha podido haber alguno”, recuerda. Sobre si hoy por hoy los taxistas de Almería “se encuentran seguros” el presidente de la Gremial señala que “claro que puede ser inseguro, pero si hay alguno que le llevas y abre la puerta y sale corriendo, es un mal menor, pero si te toca las narices... no vas a salir corriendo detrás de alguien por cinco o diez euros porque encima se te puede caer el pelo a ti como se te ocurra hacerle algo”. Además asegura que la relación habitual que se tiene con los usuarios “siempre es bastante cordial” porque al fin y al cabo “uno presta un servicio que es demandado” y el cliente lo que busca es llegar a su destino lo más rápido posible.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?