Sociedad

El olvido del benceno en el plan anticontaminación, "una afrenta a Oviedo"

IU denuncia la exclusión de un contaminante cancerígeno con altas concentraciones en Trubia

Vista del valle de Trubia con las industrias de la zona en plena actividad. / Coordinadora Ecoloxista d'Asturies

Oviedo

Izquierda Unida (IU) considera que el Protocolo Anticontaminación aprobado esta semana por el gobierno del Principado es una “afrenta” al municipio de Oviedo. La coalición se queja del olvido intencionado de la consejería de Medio Ambiente, que ha excluido al benceno de la lista de sustancias a vigilar. El benceno es un contaminante potencialmente cancerígeno del que habitualmente se registran altas concentraciones en el área de Trubia.

Los estudios científicos establecen que cualquier concentración de benceno superior a los cinco microgramos por metro cúbico de aire es nociva para la salud. El pasado mes de noviembre, la concentración media en Trubia fue de 8,8 microgramos, casi 12 en diciembre y más de 17 en enero. El origen, la actividad de Industrias Doy y Química del Nalón. La concejala ovetense y presidenta del distrito de Trubia, Cristina Pontón, se pregunta por qué ese protocolo que contempla medidas excepcionales en caso de concentraciones excesivas de dióxido de nitrógeno o las celebras partículas pm 10, ignora el benceno.

IU trató de que el gobierno corrigiera este olvido y presentó una enmienda en este sentido, pero el gobierno lo ignoró, incurriendo en lo que el diputado Ovidio Zapico considera una "afrenta a Oviedo".

No es Oviedo el único municipio afrentado. IU echa de menos que el protocolo anticontaminación ignore las actividades contaminantes fuera del área metropolitana central y cita el caso concreto de la villa de Navia, directamente afectada por la actividad de la planta papelera de ENCE.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad