Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 17 de Agosto de 2019

Otras localidades

Mirza Masrur Ahmad, V Jalifa de la Comunidad Ahmadía: "algunos musulmanes están sedientos de la sangre de otros musulmanes"

El 8 de octubre se harán públicos todos los informes sobre el estudio científico de la Sábana Santa

Mirza Masrur Ahmad, V Jalifa de la Comunidad Ahmadía /

La primera jornada de Jalsa Salana en Londres terminó con el discurso inaugural del V Jalifa, Mirza Masrur Ahmad, que invitó al oración como única vía para lograr los objetivos. Previamente, poco después de las 16’37 horas, aparecía ante el público rodeado de su séquito y bajo fuertes medidas de seguridad (Mirza Masrur Ahmaad, el V Jalifa, considerado por los ahmadías como la figura del Papa en la Iglesia Católica, reside en Londres al estar amenazado de muerte por musulmanes radicales en países orientales). A penas un minuto después, la bandera de la Comunidad Ahmadía ondeaba junto a la bandera del Reino Unido, país anfitrión del evento y rodeado del resto de banderas internacionales donde la Comunidad tiene presencia.

Eran las 17’10 horas cuando el líder espiritual de la Comunidad Musulmana Ahmadía hacía aparición sobre el escenario de la carpa principal para dirigirse a los más de 200 millones de hamadíes repartidos por todo el mundo. Lo hacía también con la emisión en directo de su intervención a través de canales generalistas y de plataformas digitales. Un discurso que insistía en la oración como “única forma de lograr los objetivos”, los individuales pero también los comunes. Y es que, más allá del vínculo religioso, en sus palabras hubo también mensajes que no fue necesario leer entre líneas.

Mirza Masrur Ahmad se mostró directo cuando dijo que “hay musulmanes sedientos de la sangre de otros musulmanes”, en una clara referencia a la persecución que la Comunidad Ahmadía sufre en países como Pakistán donde son brutalmente asesinados. A ellos se refirió como “musulmanes que se han apartado del camino por sus propias debilidades” y pidió “que ningún corazón se tuerza”. A esa persecución respondió con una invitación a la paz (la Comunidad Ahmadía basa su interpretación religiosa del Corán entendiendo que el Islam condena cualquier tipo de violencia) advirtiendo que “la venganza no tiene fin”. Alentó la lucha para combatir esa persecución “con las armas que nos provee la Ley (…) nosotros no tenemos armas, tenemos la oración”.

El discurso, con lecturas de algunos versículos del Corán y las recomendaciones para su interpretación, estuvieron también acompañadas de términos y referencias comunes a otras confesiones religiosas. El V Jalifa se refirió y llamó la atención sobre la figura de “Satanás atacando por todos lados y en cada momento” en una sociedad materialista. Y explicó conceptos contemplados en el Corán alejándose de la literalidad que otras comunidades musulmanas practican. Así, por ejemplo, habló de “tipos de infierno” que definió utilizando conceptos menos divinos y más terrenales como “las enfermedades, sequías, problemas de familia…”. Todo esto entra en el concepto de fuego, así quedó de manifiesto en un discurso que se pudo seguir por traducción simultánea en más de 24 idiomas.

La verdad sobre la Sábana Santa, en octubre de 2018

Dentro de Jalsa Salana tienen lugar otras actividades además de las oraciones, los poemas y las intervenciones de personajes invitados. La sección científica dio la oportunidad de conocer a algunos de los más destacados investigadores que han trabajado sobre la Sábana Santa de Turín. Los primeros que lo hicieron en 1978, cuando se realizó un exhaustivo estudio fotográfico bajo la dirección del norteamericano Barrie Schwartz, entre otros. El propio Schwartz fue el encargado de anunciar la publicación de “todos los documentos que se conservan” de aquel primer análisis científico de la Síndone. Será, concretamente el 8 de octubre de este mismo año 2018 con motivo del cuarenta aniversario de aquella investigación.

Para el investigador italiano Bruno Barber, ex presidente del comité científico del Centro Internacional de la Sindonología de Turín, la ciencia aún tiene mucho que decir sobre el sudario que, supuestamente y ahí está la polémica, cubrió el cuerpo de Jesucristo tras la crucifixión. De momento la ciencia sólo acierta a afirmar “sin discusión” que los signos que se recogen en la Sábana coinciden con los de un hombre crucificado en el siglo primero y cumpliendo con las características de las que históricamente hay constancia y consenso. Sin embargo aún se está muy lejos de una respuesta contundente y definitiva. Bruno Barber miró también al futuro y a las nuevas tecnologías para lleva a cabo nuevos análisis “siguiendo tres ejes: el análisis de la composición química, la imagen plasmada y el estudio de las manchas de sangre” entendiendo que aquellos análisis de Carbono 14 realizados en 1988 son parte del pasado. Los científicos contemplan la posibilidad de que el tejido fuese contaminado por su exposición al entorno durante más de mil años hasta su aparición pública en el siglo XIV. Por ello mira a los microscopios atómicos, entre otras herramientas, para seguir investigando. En lo que sí se mantiene consenso es en la presencia de partículas de polen que no se hallan en Europa ni en ningún otro lugar del mundo salvo en Palestina y Anatolia (la actual Turquía).

Jalsa Salan continúa este sábado con la participación de personalidades invitadas, entre ellas líderes mundiales como la primera ministra Theresa May que ha lo hizo en la edición de 2017 para agradecer a la Comunidad Ahmadía su participación “en hacer de este un país multicultural”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?