Martes, 18 de Enero de 2022

Otras localidades

La firma de Bécquer en la portada del convento de San Clemente ya se conocía desde finales del siglo XIX

Ha vuelto a cobrar protagonismo gracias a las obras restauración en la portada

Portada de la Iglesia del Convento de San Clemente

Portada de la Iglesia del Convento de San Clemente / JCCM

El autógrafo de Gustavo Adolfo Bécquer en la fachada del convento toledano de San Clemente no es un nuevo hallazgo y los guías turísticos ya se la enseñaban a los visitantes. Lo que pasa es que ha vuelto a cobrar protagonismo gracias a las obras restauración que se han hecho en esta portada.

Las mejoras se han llevado a cabo para dar una vuelta a la portada del convento, que es de piedra caliza y se encontraba en mal estado por el impacto del agua y los excrementos de las palomas. También, en el 2015 se golpeó la fachada con un vehículo y desapareció una de las piezas de la misma. Finalmente, ya se ha integrado esa pieza que faltaba.

No obstante, el autógrafo se descubrió en el 1886 y meses después se hizo público en una nota de prensa que publicaron dos diarios toledanos: el Eco Toledano y el Diario Toledano. La razón es que en esa época era normal dejar plasmada tu firma en los monumentos como un nexo para acercarse más a la obra de arte. Y por eso Bécquer firmó. Pero cabe pararse a pensar cómo pudo escribir su nombre a 5 metros de altura. La respuesta la tiene el responsable de las labores de restauración, Miguel Muñoz Fragua.

Lo que está claro es que los graffitis no son solo algo de hoy en día y más de un siglo atrás los jóvenes ya hacían “gamberradas renacentistas”.

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?