Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 25 de Agosto de 2019

Otras localidades

Insuperable Diego Ventura

Se abrió la feria de Ciudad Real con una corrida de rejones en la que se vivieron todos los ingredientes de una tarde de toros

Juan Domínguez. Con menos de media entrada se han lidiado toros de Lora Sangran para rejones, de aceptable presencia y de buen juego en líneas generales.

Diego Ventura ovación con saludos, dos orejas y dos orejas en collera con Lea Vicens

Lea Vicens ovación tras aviso, palmas tras leve petición y dos orejas en collera con Diego Ventura

Oscar Mota ovación tras aviso

Se abrió la feria de Ciudad Real con una corrida de rejones en la que se vivieron todos los ingredientes de una tarde de toros, la tragedia y el éxito, aunque si bien es cierto, que no fue del todo refrendado como se debiera por la poca fortuna con el rejón de muerte. Tarde la de hoy en la que, valga como curiosidad se cumplía la efeméride de los 50 años de la alternativa de José Ruiz Baos “Calatraveño” en el coso ciudadrealeño, torero que marcó una época dorada en esta plaza y lamentablemente un recuerdo que se ha echado de menos, con algún homenaje en una tarde como esta.

Abrió plaza el toricantano Oscar Mota que actuaba en la que se preveía para el como una de las tardes más bonitas de su carrera pero nada más lejos de la dura realidad. Salió de toriles un astado bien presentado de nombre “Narizotas” marcado con el numero 7 que no se lo puso nada fácil al rejoneador de Tarancon, al igual que su falta de rodaje. Resultó feamente prendido jinete y montura. Tras el percance y tras unos minutos de incertidumbre volvió a aparecer en el ruedo aunque con más corazón que acierto. Recibió ovación tras aviso en el único que actuó. Confirmándose después la rotura de peroné izquierdo que le impedía continuar la lidia, así como la posible cornada interna del caballo prendido.

Diego Ventura fue el torero a caballo que levanto la tarde marcando claramente la diferencia. Toreo a caballo con brillantez, espectacularidad y con un sentido del espectáculo y concepto del rejoneo que sin duda le hacen único. En su primero montó un auténtico alboroto con el caballo “Lio” y en el final con “Bombón” consiguiendo borrar el mal sabor de boca del percance de Mota que tenía al público todavía con preocupación. El borrón vino con el acero por lo que una faena de premio gordo se quedó reducida a una ovación.

Con el cuarto volvieron los quiebros la forma perfecta en la que lucio su cuadra, a lomos de caballos como “Nazarí”. En esta actuación si pudo rematar en la suerte suprema que le valió para pasear las dos orejas.

En el que cerró plaza, al que tuvo que lidiar por el percance de Oscar Mota tuvo el bonito detalle de invitar a Lea Vicens a actuar en colleras junto a él para conseguir darle la oportunidad del lucimiento. La pareja de rejoneadores hizo las delicias del público especialmente Ventura con un espectacular par a dos manos y un efectivo rejón de muerte.

Lea Vicens no tuvo su mejor tarde en su primero. Dejo muestras de rejoneo clásico y buena cuadra pero la nota negativa la pusieron las pasadas en falso y el poquísimo acierto con el rejón de muerte.

Con el quinto nada acertada estuvo la francesa en una actuación gris y desdibujada que caló prácticamente nada en el tendido. Poco que reseñar de una forma positiva.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?