Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 21 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Las peñas del Rayo, preocupadas por la seguridad de su estadio: "La tribuna tiembla"

La Comunidad de Madrid está haciendo obras de remodelación después de que el campo no haya pasado la ITE (Inspección Técnica de Edificios) desde 2012

"Estar en el estadio da miedo". Es la frase con la que las peñas del Rayo Vallecano resumen la situación en el Estadio de Vallecas, preocupadas por los problemas de seguridad tras la caída de un niño de 4 años en unos escombros durante el primer partido de liga contra el Sevilla.

El portavoz de la Agrupación de Peñas del Rayo Vallecano, Alberto Rivero, asegura que la tribuna alta, donde se suele situar a la afición rival, "se mueve más de lo normal" cuando los asistentes a los partidos botan durante los partidos y teme que pase "algo peor". Estas agrupaciones se van a reunir en la tarde de este miércoles con representantes del club para pedir explicaciones sobre cómo están transcurriendo las obras.

El campo está en obras desde el 4 de junio. Dos meses y medio después, en el estreno liguero del Rayo en Vallecas, el estadio abrió sus puertas al público sin las medidas de seguridad adecuadas, con numerosos desperfectos aún sin subsanar, muchísima suciedad en los aseos y asientos de los espectadores y ausencia de iluminación en ciertas partes del recinto. 

La Comunidad de Madrid, la propietaria del estadio, adjudicó el contrato para reformar el estadio en el mes de mayo para que el campo pueda pasar la Inspección Técnica de Edificios (ITE), con la que no cuenta desde 2012. Desde entonces el Gobierno regional ha ido pidiendo prórrogas. De hecho, el Ayuntamiento de Madrid llegó a multar a la Comunidad en noviembre de 2016 al comprobar que no había hecho nada para reparar las deficiencias. 

Las obras adjudicadas en mayo a la empresa 'Fonsán Gestión y Construcción' por un importe total de 1.204.622 euros, tienen un plazo de ejecución de tres meses, y tanto la Comunidad como el club esperan que estén finalizadas a mediados de septiembre. El objetivo es reparar los graderíos, reforzar la estructura del edificio, arreglar los problemas de humedades y también mejorar la accesibilidad. Sin embargo, las peñas rayistas creen que es una operación de "maquillaje" y que solo se está arreglando "lo que se ve en televisión".

El club, por su parte, se muestra tranquilo, a la espera de que terminen las obras. También la Comunidad ha establecido contactos con la empresa adjudicataria y el director general de Juventud y Deporte, Javier Orcaray, visitó este martes el campo para tomar medidas en caso de detectar deficiencias de seguridad durante las obras. Desde la consejería de Cultura, Turismo y Deporte aseguran que quieren lanzar un mensaje de tranquilidad y que van a revisar las cámaras de seguridad del día en el que se jugó el primer partido de liga para intentar detectar si hubo algún problema. 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?