Miércoles, 23 de Septiembre de 2020

Otras localidades

La empresa de alquiler de patinetes eléctricos no paga ninguna tasa por circular en Valencia

Grezzi, edil de movilidad, reconoce que estos patinetes se están beneficiando de un limbo legal y por eso no se les puede obligar a pagar ningún tributo

Patinetes eléctricos aparcados en la plaza de la Reina

Patinetes eléctricos aparcados en la plaza de la Reina / Cadena ser

El alcalde Ribó y el concejal Grezzi reconocen que la empresa de alquiler de patinetes eléctricos que ha comenzado a operar este martes en Valencia no paga ninguna tasa por la ocupación de la vía pública. El edil de Movilidad asegura que hace unos días recibieron una notificación de la empresa explicando su intención de implantarse en la ciudad, tal y como acaban de hacer ya en Madrid. La empresa se está beneficiando del limbo legal que existe sobre la materia y no se le puede obligar a pagar ningún tributo, aunque esos patinetes estén ocupando espacio en las aceras. Este asunto, al igual que las motos eléctricas y otros nuevos métodos de transporte, se quiere regular en la próxima ordenanza de movilidad, tal y como ha reconocido el concejal Giuseppe Grezzi.

Los patinetes eléctricos de Lime han llegado a Valencia. Si han paseado esta semana por el centro de Valencia habrán visto estos patinetes aparcados por diferentes vías, de hecho, estos patinetes no tienen estación fija se recogen y entregan donde uno quiere. Este nuevo método de transporte pretende convertirse en una alternativa para moverse por la ciudad y una solución real a los problemas de movilidad urbana. La empresa en cuestión se llama Lime, con sede en California y capital de Uber y Alphabet (la marca paraguas para todas las actividades de Google) ya ha instalado decenas de patinetes en los principales puntos neurálgicos de la ciudad como el entorno de la plaza de la Virgen, la estación del Norte, la calle Colón... Para alquilarlos hay que descargarse la aplicación móvil Lime (disponible para iOS y Android). Se desbloquean con un código QR y tiene limitada la velocidad máxima a 24 kilómetros por hora. La empresa asegura que una carga completa da al patinete una autonomía para una distancia de 50 km. Por la noche se recogen todos los patinetes para su recarga y se vuelven a distribuir por la ciudad a las 5 de la madrugada. El precio, un euro por la bajada de bandera y luego 15 céntimos por minuto.

Patinetes en la calle Colón / Cadena Ser

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?