Hoy por Hoy Madrid OesteHoy por Hoy Madrid Oeste

Actualidad

Abastecimiento agua

Mejoras del 95% en los parámetros de calidad en las zonas de Santa Eulària que reciben agua desalada

En un mes se han aportado 10.000 metros cúbicos de la potabilizadora

Cadena SER

Ibiza


Un mes después de que los vecinos de Santa Gertrudis hayan comenzado a recibir agua procedente de la Potabilizadora de Santa Eulària, los principales parámetros de calidad del agua que se ofrece a los usuarios del servicio municipal han mejorado de forma muy notable, quedando todos muy por debajo de los mínimos legales establecidos para considerar potable el suministro. Es lo que destaca el Ayuntamiento de la Villa del Rio que recalca que esta mejora "resulta evidente al abrir el grifo y permite utilizar con total libertad del agua suministrada, un hecho que supone una mejor calidad de vida para los vecinos y representará un ahorro considerable al reducirse, previsiblemente, las averías ocasionadas por las condiciones del agua".

El Consistorio llevó a cabo una serie de obras para para dotar al municipio de diferentes infraestructuras para almacenar y distribuir el agua desalada en las zonas que más lo necesitan, con construcción de depósitos y kilómetros de conexiones como el Arteria Norte o la de Roca Llisa.

El pasado 26 de julio comenzó a inyectarse agua desalada a los acuíferos que dan servicio a la población. Hasta ahora se han aportado unos 10.000 metros cúbicos sobre un total de 14.000 consumidos, lo que representa un 71,4% del total.

Desde la corporación local señalan que esta proporción de tres partes de agua desalada por una de pozo ha permitido reducir de forma muy significativa diferentes valores que determinan la calidad del agua. Así, el factor de turbidez ha pasado de 2,5 a 0,6, una cuarta parte de lo que era antes. La presencia de sulfatos es otro de los indicadores que ha mejorado de forma muy significativa. En este caso es alrededor de un 95% más reducido, al pasar de 567 miligramos por litro a menos de 25.

En cuanto a los cloruros, otro de los parámetros más habituales y que en la zona se encontraba en límites altos, se ha pasado de 359 mg / la 182, prácticamente la mitad. Los análisis realizados también incluyen la conductividad, que ha pasado de 2.110 unidades a 1.014; el hierro, que se encuentra a menos de 5 microgramos por litro cuando anteriormente estaba a 190; y la dureza cálcica, que ha pasado de 620 miligramos a 182.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad