Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 21 de Julio de 2019

Otras localidades

Piqué, denunciado por conducir sin puntos

Una patrulla de la Guardia Urbana de Barcelona ha detenido el jugador del Barça en el Eixample y ha descubierto que circulaba con el saldo de puntos del carné a cero

Gerard Piqué /

Los agentes de la Guardia Urbana han detenido el vehículo en una calle del Eixample de Barcelona poco antes de las 3 de la tarde de este viernes. Según ha avanzado SER Cataluña le han pedido la documentación y han hecho las comprobaciones pertinentes en estos casos. Han descubierto que el jugador circulaba conduciendo sin puntos en el carné, que la Dirección General de Tráfico le ha quitado por otras infracciones al volante.

En estos casos, cuando la base de datos de la DGT revela que no consta el permiso en vigor por pérdida de puntos, los agentes denuncian penalmente al conductor por un delito contra la seguridad vial. Lo tramitan en el juzgado y citan por un juicio rápido. Es lo que pasará con Gerard Piqué.

Delito contra la seguridad vial

Sentencias recientes del Tribunal Supremo determinaron que conducir sin puntos es un delito penal. Está castigado por el artículo 384 del Código Penal que prevé penas de prisión de 3 a 6 meses, o multa de 288.000 euros o trabajos en beneficio a la comunidad de 31 a 90 días.

La policía puede inmovilizar el vehículo si no hay conductor alternativo pero en este caso, fuentes cercanas al caso, explican que alguien ha ido a recoger el vehículo.

Cuando se pierden todos los puntos del carné de conducir no se puede recuperar el permiso hasta después de seis meses. Pero no es inmediato. Hay que hacer un curso de sensibilización vial y una prueba teórica. Y no se recuperan todos los puntos, que son 12. Sino que se parte de un saldo de 8 puntos.

Antecedentes

Gerard Piqué ya tuvo que declarar ante el juzgado hace 3 años por haber increpado un agente de la Guardia Urbana la madrugada del 13 de octubre de 2014, a la salida de una discoteca del puerto olímpico de Barcelona. Se le condenó a pagar una multa de 10.500 euros por una falta contra el orden público.

Piqué viajaba de copiloto en el coche de su hermano, que había aparcar el vehículo en el carril bus durante un cuarto de hora. En el momento que los agentes se acercaron para sancionar al conductor, el futbolista salió del turismo, primero para intentar convencer al agente que no le pusiera la multa, pero luego lo empezó a increpar recriminándole que el motivo de la sanción era "para tocar los cojones" y que "la pagaría su padre", según consta en la denuncia. Increpó a los agentes con frases como: "me tienes envidia porque soy famoso", "me estáis multando porque vais a comisión, porque no tenéis dinero y os tenéis que llevar comisión".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?