Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El partido de Álex Bergantiños

La vuelta al estadio y enfrentarse a su exequipo, dos alicientes para el domingo.

Álex Bergantiños /

SI el partido del domingo ante el Sporting es especial para alguien, ese es Álex Bergantiños. El canterano vuelve a la que siempre fue su casa, luego de un año en las filas gijonesas. Su reencuentro con Riazor coincide con la visita de un Sporting que le acogió hasta hace tres meses. "Me toca enfrentarme a los que eran compañeros hasta hace unos meses. Es un partido diferente en lo emocional. Sobre todo por la vuelta a Riazor. Lo echaba de menos" afirmó el capitán. Un debate, el de la capitanía,  que se afrontará esta semana en la caseta.

Bergantiños ha elogiado a su exequipo, del que destaca el hecho de que "se ha adaptado bien pese a los muchos cambios. Empezaron ganando dos partidos en casa y eso les da un punto de moral y acelera el proceso de adaptación. Es un candidato a estar arriba, en su estadio aprieta mucho, los técnicos conocen la categoría..." señaló el de la Sagrada Familia.

Acerca del Deportivo, Álex se mostró confiado en la evolución del equipo en su aterrizaje en la Segunda División. "Hemos estado cerca de ganar dos partidos (en referencia a Albacete y Tenerife) y lo cierto es que no hemos perdido, algo importante en esta categoría fuera de casa. No perder nos genera confianza. Nos estamos adaptando bien, algo que se multiplicará si nos hacemos fuertes en casa" manifestó Bergantiños. Precisamente la casa, Riazor, es protagonista esta semana debido a unas obras que obligan a reubicar a más de 8500 socios y que evitará la presencia de aficionados sportinguistas, un detalle éste último que genera malestar entre la hostelería herculina. El propio Álex Bergantiños se mostró contrariado por no poder gozar del estadio a pleno funcionamiento. "Será una sensación rara, estará prácticamente lleno pero con zonas del estadio desiertas".

A Álex Bergantiños se le preguntó por la adaptación del equipo al sistema de Natxo González y a la manera de defender las faltas laterales, detalle en el centro del debate tras el gol del empate encajado en el Heliodoro Rodríguez. "Me adapto mejor a cómo tenemos que defender, cómo situarnos para atacar... son mecanismos diferentes a los que estábamos acostumbrados. Nos va a dar muchas variantes para atacar y para defender y el vestuario está convencido" apuntó Álex. El coruñés no cree que el equipo se eche atrás luego de ponerse por delante en el marcador. "El partido pasa por fases y lo marca el que esté más acertado. Nosotros queremos seguir teniendo el balón pero el rival arriesga más. Nos faltó pausa y precisión para enlazar dos pases y salir de la presión" analizó el mediocampista tras los 25´ de arranque de la segunda mitad en los que el Tenerife dominó el partido casi a placer. En ese encuentro el partido se le escapó a los blanquiazules con un gol a balón parado en el descuento. El Deportivo defendió esa acción acumulando hombres en la frontal del área pequeña, un detalle que para Álex no explica el gol. "Los equipos de Natxo encajan poco a balón parado. Es el primero que encajamos desde la pretemporada. Atacamos el balón de cara. Fue una acción de las pocas que nos pueden hacer daño con esa manera de defender".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?