Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

Noguera acusa al PP de ocultar vertidos y jugar con la salud de los ciudadanos

En una carta abierta arremete contra el anterior equipo, al que acusa de cerrar la playa sólo en 5 ocasiones tras 31 vertidos

El alcalde de Palma, Antoni Noguera acusa al PP de ocultar vertidos contaminantes y poner en riesgo la salud de los ciudadanos. La información que contamos ayer en esta emisora ha disparado el tono de las acusaciones entre gobierno del pacte y PP. Pese a los 31 vertidos que se dieron entre 2012 y 2014, sólo se izó la bandera roja en 5 ocasiones. El alcalde ha explicado hoy en una carta abierta esas informaciones arremetiendo contra el anterior gobierno municipal y acusándoles de jugar con la salud de los bañistas.

En esa misiva, Noguera ha defendido que el Ayuntamiento actúa de forma ágil y eficiente, dice, cada vez que hay un vertido y lo ha comparado con lo ocurrido en la legislatura anterior. Según el alcalde, desde 2015 cada vez que hay un vertido de aguas residuales, Emaya lo comunica al Servicio de Playas, se iza bandera roja, se toman muestras para comprobar el estado del agua y no se autoriza el baño hasta que se tiene la certeza de que no hay ningún tipo de riesgo.

El alcalde asegura que durante la pasada legislatura, cuando gobernaba Palma el PP, no se comunicaban los vertidos ni se cerraban las playas, con todos los peligros que supone jugar con la salud, dice, y la seguridad de las personas.

Noguera ha detallado los datos de la pasada legislatura y los ha comparado con los de este mandato. Con el PP, en 2012, hubo 13 episodios de vertidos pero se izó bandera roja una vez en Can Pere Antoni y otra en Ciutat Jardí. En 2013 hubo 7 días de vertidos y ninguna bandera roja. En 2014 se izó la bandera roja en can Pere Antoni cuatro veces por mal tiempo y se registraron 11 días de vertidos.

Eso con el PP... con el pacte. En 2015 hubo 18 episodios de vertidos contaminantes y la bandera roja se izó en 19 ocasiones; en 2016, con 16 vertidos hubo bandera roja 18 días y en 2017 fueron 10 los vertidos y las mismas banderas. En lo que va de año, ha habido vertidos 12 días y en todos se ha colocado la bandera roja.

Noguera dice en su carta que la ciudad tiene un déficit importante de infraestructuras en materia de saneamiento y que la depuradora del Coll den Rabassa, de más de 40 años está obsoleta por lo que se producen vertidos puntuales cuando sobrepasa su capacidad.

Asegura al respecto que está en elaboración un anteproyecto para la nueva depuradora, adjudicado por el ministerio de Medio Ambiente, y Emaya ha adquirido los terrenos adyacentes a la actual para construirla, pero no indica cuándo se hará.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?