Últimas noticias Hemeroteca

No voy a hablar de ellos

Lo siento. No voy a hablar de ellos. Ya tienen demasiado espacio en las cadenas de televisión, ya tienen sus entrevistas en las radios, ya tienen sus columnas aduladoras en los periódicos. Hoy me niego a mencionarles.

 

Hoy quiero hablar de las más de 25.000 mujeres que en el año 2018 denunciaron ser víctimas de malos tratos en Andalucía y, especialmente, de las casi 8.000 que obtuvieron una orden de protección. De ellas, porque de las 13 que murieron en 2018 en Andalucía a manos de sus parejas o ex parejas no hablará nadie.

 

En realidad hay que hablar de todas las mujeres, así como de todos aquellos que aman distinto a la regla general, quienes llevan a su cama a quienes quieren sin importarle su género y que por su condición, por su orientación sexual son discriminadas en la calle, en el trabajo, en la vida diaria.

 Voy a hablar hoy de los que nacieron lejos de Andalucía, fuera del territorio cubierto por la rojigualda y vinieron a nuestra tierra a buscarse un futuro mejor. Los que han contribuido a recoger la fruta de debajo de los plásticos a construir las viviendas vacías que los bancos retienen mientras que muchos de nuestros vecinos siguen sin casa. También estos, los que no tienen casa, los que duermen sobre el suelo y bajo las estrellas merecen que hoy los recordemos.

 Hoy quiero recordar a los profesores de la educación pública y a los estudiantes y a las madres y padres de esos colegios que han servido para cimentar la enseñanza básica y necesaria de tantos andaluces. Y de aquellos médicos que creen en la sanidad pública y no utilizarán su puesto de funcionario para derivar pacientes a su nueva consulta privada. Y de los enfermos que verán debilitarse ese sistema que nos cura a todos sin preguntarnos cuánto dinero tenemos en la cuenta. También los buenos profesionales de la radio televisión pública andaluza que ofrecen espacio a quienes tienen algo diferente que contar.

 De los que menos tienen, de los más débiles, de los que los defienden, de los que los protegen, de los que piensan distinto, de los que opinan distintos.

 Hoy deberíamos hablar de ellos. Y de usted. Y de mi. Porque todos somos víctimas de lo que está por venir. Porque ayer alimentaron al monstruo que viene a por nosotros. Que viene a por todos los que no somos como ellos. Y tendremos que resistir.

 


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?