Miércoles, 12 de Agosto de 2020

Otras localidades

Opinión

Comedores escolares

La Firma de Emi Ruiz

Emilia Ruiz

Emilia Ruiz / Radio Palencia

Los comedores escolares a los que acuden los niños y niñas, que estos días han comenzado sus clases, es una de las preocupaciones de las familias.

En el modelo actual desapareció la gestión directa y dio paso a la adjudicación a empresas privadas. Esto ha hecho que las familias demandemos la vuelta a la gestión directa y a la cocina in situ que está desapareciendo a pasos agigantados.

Cuando se produce la jubilación de los cocineros o ayudantes de cocina se suprimen estas plazas públicas. Cuando se construyen colegios nuevos, no se dotan de cocina, sino de ofices para el servicio de línea fría.

No es algo caprichoso, ni vamos en contra de nadie, por supuesto menos en contra de las empresas. ¡No estamos de acuerdo, ni queremos este sistema!

La administración siempre se escuda que la línea fría es muy segura, que está implantado en muchos países, es su gran apuesta. Pero la realidad es muy tozuda y los hechos nos demuestran que la seguridad alimentaria absoluta no existe, y que un fallo en la línea fría afecta a un mayor número de comensales.

Añadiría que, en este sistema la comida se calienta en barquetas de plástico, este es un punto que a las familias nos preocupa mucho, más cuando los informes de la OMS proponen el principio de precaución, prohibiendo o restringiendo los productos químicos para reducir la exposición a edades tempranas, antes que el daño sea irreversible.

La garantía sanitaria en las cocinas insitu tampoco puede ser absoluta, pero tenemos unos profesionales veterinarios que lo garantizan con sus controles y por su puesto a los profesionales que trabajan en la cocinas de los colegios.

¡El comedor escolar tiene que ser educativo! no es un sitio dónde sólo se coma; y ¡si no se come, pues no pasa nada, porque ya comerá cuando llegue a casa! ahí está vigilado mientras los padres trabajamos, o no nos queda otra alternativa, por nuestras circunstancias personales.

Debe haber un proyecto educativo de centro relacionado con la alimentación, con la nutrición de calidad, con la salud, el sobrepeso está siendo un problema entre los más pequeños, eduquemos en la adquisición de hábitos saludables en la alimentación.

Tenemos que apostar por el consumo de productos de cercanía, sostenibles. Nuestra tierra es eminentemente rural tiene unos productos excelentes, luchemos para que las familias puedan seguir viviendo en sus pueblos, en los cercanos a los centros educativos rurales, luchemos por que no desaparezcan nuestros pueblos, esto puede ser una oportunidad.

Estoy convencida que las familias valoramos mucho la alimentación de nuestros hijos, y seremos capaces de hacer entender a la administración que ´´esto no es cabezonería, que es necesidad, si no queremos que la salud de los más pequeños sea un gran problema en su edad adulta´´.

Somos lo que comemos, buena semana.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?