Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 21 de Octubre de 2019

Otras localidades

Abren la tumba de un sacerdote en Caravaca en busca de un fragmento de la Cruz de Cristo

En los últimos días se ha vivido en la localidad del noroeste murciano una historia que le podría valer de argumento a la próxima peli de Indiana Jones o el próximo libro de las aventuras de Robert Langdom, protagonista de “el código Da Vinci”. Para muchos, una historia de película, para otros una apasionante investigación religiosa guiada por la fe (y los rumores), para muchos (así lo han escrito en respuesta a una publicación oficial de Facebook del Ayuntamiento de Caravaca) un “despilfarro de tiempo y dinero”.

La investigación la han desvelado, a través de un comunicado conjunto el Obispado de Cartagena, el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz y la Cofradía de la Vera Cruz de Caravaca: Iban “en busca de la Vera Cruz de Caravaca”, una de las miles de reliquias sagradas desperdigadas por el mundo que, se supone son fragmentos de la cruz de Cristo. Y para ello han exhumado los restos de un religioso que vivió en la Región de Murcia y que murió en los años 50.

EL Ayuntamiento justifica esta investigación “al haberse extendido el rumor de que en la sepultura del sacerdote de Caravaca Tomás Hervás García (fallecido el día 13 de febrero de 1957) pudiera hallarse la Sagrada Reliquia de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca”. Recordamos que esta reliquia está “desaparecida” desde febrero de 1934.

Ante esos rumores el propio Obispo de la Diocesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, decretó exhumar los restos de este sacerdote "para poder comprobar la veracidad o no del rumor”.

Para realizar la exhumación, el Obispo nombró una comisión presidida por él y compuesta por el vicario episcopal de la Zona de Caravaca-Mula, Jesús Mondéjar; el canciller y notario del Obispado, Tomás Cascales Cobacho y un médico forense, Alfonso Sánchez Hermosilla.

La exhumación de los restos mortales se ha realizado esta misma semana en el cementerio municipal de Caravaca de la Cruz. De la manera más discreta posible pero se ha llamado como testigos al alcalde, el socialista José Moreno, a la hermana mayor de la Cofradía, María del Carmen López y a familiares del sacerdote.

Los presentes cuentan que “con el máximo respeto” se ha hecho una oración por el fallecido, se ha retirado la lápida funeraria y se ha derribado el muro del nicho “con sumo cuidado”. El médico forense ha separado los restos mortales entre los que no se ha hallado vestigio alguno de la desaparecida Cruz de Caravaca.

Habrá que seguir buscando.

¿Qué es -según la creencia cristiana-la Cruz de Caravaca?

Se trata de una reliquia de la Cruz en la que Jesucristo fue crucificado y que encontró Santa Elena.

El nacimiento de una história mágica

Según la leyenda, la Cruz de Caravaca fue "milagrosamente llevada" al castillo-santuario de Caravaca por dos ángeles. Esa leyenda dice que, en tiempos del Rey Ibn Hud llegó a Caravaca un grupo de cautivos cristianos y el máximo responsable de la ciudad Ceyt Abuceyt preguntó a uno de ellos, que resultó ser el clérigo Ginés Pérez Chirinos cuál era su oficio. El le dijo que "celebrar misa" y el Abuceyt le dijo que le enseñara cómo era un ritual cristiano. En ese momento "aparecieron dos ángeles que, transportando el relicario con el Lignum crucis, lo colocaron sobre un improvisado altar". La leyenda cuenta que esto provocó que Ceyt Abuceyt y todo los suyos se convirtieran al cristianismo y se bautizaran.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?