Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

El Palacio de Linares

Hoy sede de la Casa de América, el palacio de los marqueses de Linares, cuenta con una historia increíble

Hijo de un importante industrial y financiero que había amasado mucho dinero en Cuba, José de Murga y Reolid, fallecido en 1902, heredó de su padre y de su hermano mayor una de las fortunas más importantes de la segunda mitad del siglo XIX. Siguiendo la educación que había recibido de su progenitor, José no tuvo problemas en relacionarse con todo tipo de personas, incluso con aquellas que, en la época, podrían haber sido consideradas de un escalafón notablemente inferior.

Una leyenda infundada dice que esta circunstancia dio pie a que en un momento dado José se enamorara de Raimunda Osorio (1832-1901), la hija de una modesta estanquera llamada Benita y que regentaba una tienda en la calle Hortaleza de Madrid.

La historia nobiliaria dice que Raimunda era en realidad de origen nobiliario, pero las malas lenguas hicieron crecer la leyenda hasta el punto de señalar que la hija de la estanquera era hermana del marqués, al haber tenido un lío con la madre de la joven. De esta unión nació una hija, llamada también Raimunda que al enterarse del percal, los marqueses, siempre según la leyenda, la entregaron en adopción.

Este marco legendario sirvió para que en el año 1990 surgiera la polémica sobre los fenómenos paranormales que se daban en el inmueble de la plaza de Cibeles, un edificio cuya historia y el eco que tuvo desde entonces en los madrileños merece una sección.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?