Últimas noticias Hemeroteca

El Parlament rechaza la suspensión de los diputados procesados pero aprueba que deleguen su voto

Lo aprobado establece que los imputados por el Tribunal Supremo pueden designar a un compañero de su grupo en el que delegar sus derechos parlamentarios, incluido el voto

Una imagen del pleno de hoy del Parlament /

El Parlament ha aprobado este martes que los diputados suspendidos por el Tribunal Supremo pueden designar a un compañero de su grupo en el que delegar sus derechos parlamentarios, incluido el voto.

LLARENA PIDIÓ RESPETAR LAS MAYORÍAS

Alberto Pozas

El juez Pablo Llarena suspendió políticamente a los encausados por rebelión el pasado 9 de julio. Un auto en el que el magistrado abría la puerta a que el Parlament encontrase la fórmula de poder sustituirles sin alterar el equilibrio de las fuerzas políticas: "La suspensión provisional del escaño no puede imponer que los grupos parlamentarios en los que se integran los procesados hayan de renunciar a su mayoría" mientras estén suspendidos. 

Para el magistrado no resultaba "coherente" que esta medida provisional, contenida en el artículo 384b de la LeCrim, "impone como única manera de mantener la mayoría parlamentaria que los suspensos renuncien definitivamente al derecho de representar a sus electores". 

Durante el pleno específico sobre esto, JxCat, ERC y CatComú han votado a favor del punto del dictamen presentado por JxCat y ERC, para que los diputados puedan delegar sus funciones; la CUP ha votado en contra; PSC-Units no ha votado, y Cs y PP incluso han abandonado el hemiciclo antes de la votación.

También se ha rechazado el punto del dictamen que proponía la suspensión de los diputados tal y como dicta el Supremo, con los votos en contra de JxCat, ERC, comuns y CUP, mientras que los otros grupos tampoco han participado de la votación.

Cs y PP entienden que el Parlament debió aplicar el auto del juez sin más cuando le fue notificado en julio, y consideran inaceptable y fuera de la ley que se someta a votación del pleno la decisión del Supremo. 'Es un simulacro de votación que no tiene apoyo legal ninguno', ha expuesto el portavoz de Cs, Carlos Carrizosa.

Los 17 diputados del PSC tampoco han votado, para evidenciar su discrepancia sobre el contenido del dictamen, pero, a diferencia de Cs y PP, los parlamentarios se han quedado en sus escaños.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?